Embutidos Pajariel Bembibre quiere seguir dando alegrías a su afición (sábado, 18:15 horas)

Se esfumaron las opciones de jugar los playoffs tras la derrota del pasado fin de semana en Logroño. Ahora, con la permanencia asegurada, el Embutidos Pajariel Bembibre intentará despedir la temporada con buen sabor de boca cosechando nuevas victorias que le permitan escalar posiciones en una clasificación extremadamente igualada. Para ello, deberá romper la racha de tres derrotas consecutivas este sábado (18:15 horas) en el Bembibre Arena ante uno de los mejores equipos de la competición, SPAR Citylift Girona.

Las lesiones de Ariel Edwards, primero, de Brianna Banks, después, y de Monty, en el último compromiso, han lastrado el rendimiento de un equipo que, no obstante, ha ofrecido momentos de buen juego durante muchas fases de la competición. Aunque se quedó sin opciones de luchar por el play-off, el objetivo de la salvación se consiguió con solvencia. Ahora, no obstante, quiere despedir el curso con buenas sensaciones venciendo en su cancha a los dos grandes favoritos: SPAR Citylift Girona y Perfumerías Avenida. El último compromiso ante Cadí La Seu cerrará una complicada campaña que arrancó con la consecución de la Copa Castilla y León y en la que que estuvo a punto de disputar la Copa de la Reina.

El entrenador del conjunto berciano, Fran García, consciente de que quedan tres partidos, pidió un último esfuerzo a sus chicas. “Tenemos que competirlos al máximo y dar la cara”, subrayó. “El resultado será el que sea”, aclaró el gijonés, que recordó que “son rivales que nos doblan o nos triplican en el presupuesto en algunos casos. Será difícil vencerles, pero se ha hecho una vez”, puntualizó. “Tenemos que luchar por cada balón y estar en el partido porque con tres minutos que nos despistemos, pueden sentenciar”, explicó García, que no podrá contar con Monty tras la lesión sufrida en tierras riojanas.

 Sólo una victoria contra la escuadra catalana

Se presume difícil de abordar la batalla de este sábado ante el equipo dirigido por Eric Surís, uno de los dos a los que el conjunto berciano no ha derrotado en su cancha desde que milita en la máxima categoría del baloncesto femenino español. Sí lo consiguió en Girona en la temporada 2015-2016, en uno de los mejores partidos que se recuerdan de la escuadra berciana. El conjunto catalán fue, asimismo, el primer equipo que visitó el Bembibre Arena en la primera campaña del cuadro rojillo en la Liga Femenina. En el enfrentamiento de ida de la presente temporada la victoria gerundense fue por 82-62.

Llega a la cita el conjunto catalán después de haber afrontado un parón debido a que el pasado fin de semana no jugó por el choque de Euroliga que hubo de disputar su principal rival por el título, Perfumerías Avenida. Su última cita liguera, no obstante, la resolvió con un holgado triunfo ante Campus Promete. La derrota previa en Gernika rompió la racha de ocho triunfos consecutivos del finalista de la última Copa de la Reina.

Un rival de gran nivel para competir en Europa

Tras la derrota en el torneo del KO y la eliminación en la Eurocup, el cuadro gerundense aspira a reeditar el título liguero conseguido hace dos temporadas. Para ello, cuenta con un equipo en el que destaca su juego interior. Pese a la baja de Sofía Gomes, la calidad de Artemis Spanou y Haley Peters es determinante. Junto a ellas, la intimidación de Naignouma Coulibaly y la altura (2,05 m) de Kristina Alminaite completan un juego interior aspirante a acabar siendo campeón.

Quizá la más destacada del plantel catalán sea Ify Ibekwe, una jugadora versátil y que puede ayudar en posiciones interiores y exteriores. También en el perímetro destaca Leonor Rodríguez, que esta temporada está rayando a gran altura. La incombustible Noemí Jordana siempre aporta su experiencia en la dirección de juego, donde también ayuda la escolta Rosó Buch, que vuelve a la que fue su casa durante tres temporadas confirmada como una de las jugadoras con mayor progresión de  los últimos años.

Sobre el rival de este sábado, Fran García opinó que “es un equipo hecho para competir con Perfumerías Avenida en la Liga. Ha llegado Colulibaly en la posición de 5, que da mucho empaque en el juego interior de una plantilla de gran nivel. Tenemos que contener su juego interior, que será difícil por la baja de Monty. Bineta Ndoye tiene que ayudar ahí. Será difícil porque tienen buenas jugadoras en todas las posiciones”, concluyó.

Fotos de juego: Xavier Marquès.

Foto de banquillo: José Devesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *