Embutidos Pajariel Bembibre, a romper la maldición gernikarra para rozar la salvación (sábado, 18:30 horas)

Tras el parón de la Liga DIA por la disputa de la Copa de la Reina el pasado fin de semana, regresa el mejor baloncesto antes de que vuelva a detenerse la competición –tiene aplazado el partido ante IDK Gipuzkoa del 3 de febrero– para Embutidos Pajariel Bembibre. Después de vencer en la última cita al Lacturale Art Araski, el cuadro berciano vuelve a medirse a otro equipo vasco, en este caso, Lointek Gernika. Desde las 18:30 horas de este sábado, las de Fran García tratarán de sumar en Maloste su segundo triunfo de la temporada a domicilio, que sería, al igual que el primero, en tierras vascas.

Estas dos semanas sin competición, aunque podrían servirles a las del Bierzo Alto para ‘recargar las pilas’ después de no descansar en Navidad, también presentan el hándicap de que hacen perder el ritmo competitivo. De hecho, el entrenador del Embutidos Pajariel Bembibre, Fran García, reconoce que “se nota que hemos estado varios días parados. Cuesta la puesta a punto, pero trataremos de ser un equipo competitivo”, aclaró el preparador asturiano, que consideró clave defender bien: “Necesitamos estar sólidas en defensa, como estuvimos ante Araski. Aunque no estuvimos en algún momento finas en ataque, sí defendimos bien”, destacó el gijonés, que recordó que “Maloste es una cancha complicada y debemos estar también acertadas en el tiro exterior”.

Bembibre quiere confirmar su buena imagen

La buena impresión causada en la victoria cosechada en la última jornada deberá ser ratificada por las del Bierzo Alto en un duelo, como todos los que se disputan a domicilio, muy exigente. Tras superar una fase complicada de la temporada y en la que el cuadro rojillo se midió a los cuatro primeros clasificados en apenas cinco jornadas, el conjunto bembibrense tratará de seguir avanzando hacia el objetivo de la permanencia sumando victorias ante rivales que, como la escuadra vizcaína, resultan muy duros.

Sin duda, la llegada de la MVP de la última jornada, Saicha Grant-Allen, ha dado oxígeno a una plantilla que se vio seriamente afectada tras la lesión de Quinn Dornstauder, la jugadora con mejores números de la competición hasta el momento. El rendimiento de Brittany Brown, otra de las revelaciones del curso, está siendo impresionante en una escuadra en la que el comportamiento del colectivo está siendo notable. El trío balcánico, formado por Jovana Pasic, Kika Rakovic y Aleksandra Stanacev, está ofreciendo, asimismo, una aportación importante, como Elin Gustavsson y Laura Aliaga en las últimas citas.

Las bercianas, que cayeron en la prórroga (77-78) ante las gernikarras en un duelo muy igualado en la ida, tratarán de romper el mal fario de sus visitas a Maloste, donde no han vencido desde la llegada del conjunto vizcaíno a la máxima categoría, en la campaña 2014-2015. Quizá la última visita, en la que las vascas se impusieron finalmente por 68-58, fue en la que mejor compitió el elenco berciano, que jugó entonces muy mermado ante un rival al que no han derrotado en sus últimos cuatro enfrentamientos directos.

Un Gernika muy renovado

En el presente curso, el conjunto vasco, nuevamente dirigido por Mario López, ha cambiado drásticamente su rostro. Un irregular inicio de campaña y las ausencias de Talia Caldwell y Amaya Gastaminza en los primeros meses hicieron que la dirección deportiva tuviera que modificar el roster en varias ocasiones. Dos jugadoras importantes y que ya no están, Alicia DeVaughn y Aisha Sutherland, ayudaron a mejorar el inicio de un equipo del que recientemente han salido la propia Gastaminza y otra jugadora importante como Marina Bas. Se espera, no obstante, la próxima incorporación de la argentina Vicky Llorente, una vez superada su lesión. La mozambiqueña Leia Dongue es la elegida para reemplazar a la rusa y debutó en la derrota (90-69) de la pasada jornada ante Mann-Filter Zaragoza. Antes, eso sí, el conjunto vasco enlazó cuatro triunfos consecutivos.

Lo más importante, sin embargo, para el crecimiento ha sido la llegada de Caldwell, que jugó antes en Conquero Huelva Wagen y que ha tenido un rendimiento inmediato. Aporta casi 13 puntos y más de 9 rebotes en un equipo en el que María Pina tiene también un importante peso ofensivo (promedia más de 12 tantos). Destaca, asimismo, la contribución de otra estadounidense, Ameryst Alston, que aporta más de 14 puntos por partido. Tras una temporada en Bélgica, la exjugadora bembibrense Anna Gómez lleva la manija del cuadro vasco. Según Fran García, “es un equipo que ha tenido muchos cambios, pero es un firme aspirante a estar en el play-off por el título. Son jugadoras de mucha calidad y que conocen muy bien la Liga”, opina el gijonés, que destaca la capacidad de sus dos americanas y una Dongue que “es muy versátil y poderosa cerca del aro”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *