Vicky Llorente, centenaria en competiciones FEB: “En Bembibre he explotado al máximo mis condiciones como jugadora”

Si en la pasada jornada era la capitana del Embutidos Pajariel Bembibre, Alejandra Quirante, la que alcanzaba la cifra de 100 partidos en la Liga Femenina Endesa, este sábado, en el enfrentamiento entre el cuadro berciano y el Cadí La Seu d’Urgell, será la segunda capitana, Vicky Llorente, la que alcanzará el mismo guarismo, aunque en esta ocasión los cumplirá en competiciones de la Federación Española de Baloncesto (FEB). Asimismo, su entrenador, Pepe Vázquez, alcanzará los 150 encuentros también en competiciones FEB.

La interior del conjunto berciano, que disputó recientemente con su selección la previa del Preolímpico y quedó sin opciones de estar en Tokio 2020, se ve en un gran momento: “Creo que he madurado bastante tanto dentro como fuera de la pista. Me queda mucho por trabajar”, matiza la internacional argentina, que añade que “soy una jugadora muy joven, pero también creo que a medida que van pasando los años me voy consolidando más en mi juego intentando aprovechar al máximo mis virtudes e intentando esquivar mis debilidades”.

De hecho, la jugadora formada en Lanús, que afronta su segunda campaña en la capital del Bierzo Alto y la quinta en el baloncesto español, ha elevado su aportación hasta ser ahora mismo la segunda más valorada del equipo (11,1 créditos por partido) y una de las que más suma en ataque (promedia 9 puntos) y en defensa (más de 6 de rebotes de media). Sigue siendo una de las que más minutos acumula y su importancia en la rotación es mayor. “No sé si es sentirse importante lo que define la situación, pero he tenido la posibilidad de tener más minutos”, apunta la 5 del cuadro rojillo, que considera, eso sí, que “en Bembibre he explotado al máximo mis condiciones como jugadora para lo bueno y para lo malo”.

Su llegada a España, tras destacar con la selección

Sobre su llegada a nuestro baloncesto, recuerda Llorente que “se produjo después de varios amistosos con la selección argentina U19 previos al Mundial de 2015. Tuvimos uno contra la selección española U19, en la que estaba Mario López, técnico de Gernika, y yo realicé un buen partido”, explica la interior del cuadro berciano. “Luego –prosigue–, pasado el Mundial U19 y el Preolímpico con la selección absoluta, firmé con la agencia Prodep y ahí fue cuando Gernika apostó por mí y quiso ficharme por tres años”, resume.

Consolidada ya como una jugadora muy importante en la máxima competición del básquet femenino en España, recuerda su debut en la ahora llamada Liga Femenina Endesa con cariño. Con 19 años, el 3 de octubre de 2015, Llorente se estrenaba en la máxima categoría del baloncesto femenino español y lo hacía en un pabellón histórico como Würzburg, en Salamanca. “Mucho ya no recuerdo, pero seguro que estaba muerta de nervios y de miedo por hacerlo bien”, bromea Llorente, que asegura que “mi sueño era estar en esta Liga y no quería perder ni una oportunidad de hacerlo bien”.

Debut y crecimiento en sus dos primeras temporadas

Aquella temporada disputó 24 partidos y su equipo, Gernika Bizkaia, volvió a acabar sexto como el año anterior, el que había sido el primero en Liga Femenina. Durante el curso siguiente disputó todos los partidos de fase regular (26) y sumó 2 de Copa de la Reina y otros tantos en la primera ronda de play-off, en la que las de Mario López resultaron eliminadas a manos del entonces recién ascendido Araski. En el torneo del KO, tras superar al Al-Qázeres, cayeron contra el que sería el campeón, Perfumerías Avenida.

Sobre estas competiciones, la ala-pívot del conjunto berciano opina que “tener la posibilidad de jugar la Copa de la Reina es una experiencia muy bonita. He tenido la opción de disputarla con Gernika y también de jugar partidos de play-off, pero en los partidos de la Copa se viven muchas emociones en muy poco tiempo”, resalta.

Final de una etapa y llegada a Bembibre

Su última temporada en tierras vizcaínas, la 2017-2018, estuvo marcada por una lesión en verano que apenas le permitió participar en la liga regular durante 10 partidos. Reapareció en Maloste contra Embutidos Pajariel Bembibre con una buena actuación personal y con victoria. Como resumen a esos tres años, Llorente afirma que “Gernika me permitió llegar a esta Liga, algo muy importante para mí y de lo cual voy a estar siempre muy agradecida. Me hicieron sentir siempre como en casa y aprendí mucho como jugadora y como persona al estar desde tan joven lejos de casa y de mi familia”, enfatiza.

En el verano siguiente recibe la llamada precisamente del Embutidos Pajariel Bembibre y hace las maletas. Tras jugar en verano con Vélez Sarsfield, llega al Bierzo con la ambición de dar un paso al frente en su trayectoria deportiva. “Creo que a mis 23 años era lo que necesitaba: jugar y seguir mejorando”, afirma la argentina, muy orgullosa de defender un escudo como el del conjunto bembibrense: “Es un honor representar a este proyecto, representar a esta afición y a este pueblo, y más aún este año como segunda capitana”, concluye.

Fotos: Rodo López, Dani Quiterio y Mila García.

Tags:, , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.