Viaje al corazón del Eurobasket Femenino

El último Eurobasket Femenino, disputado en la República Checa, tuvo como triunfador incontestable a España, pero en él estuvieron, además, dos jugadoras del Embutidos Pajariel Bembibre. Dos de las incorporaciones anunciadas recientemente, Jovana Pasic y Kristina Rakovic, participaron con su selección, Montenegro, en un campeonato en el que el combinado balcánico no pudo pasar de la primera fase. No obstante, ambas jugadoras vivieron con intensidad toda la competición, incluso desde la concentración previa.

No fue un campeonato fácil para el combinado dirigido por el español Roberto Íñiguez, que cayó en su estreno por una exigua diferencia (66-64) ante la sorprendente Bélgica, que acabó colgándose la medalla de bronce tras caer únicamente ante la selección campeona, España, a lo largo de todo el Europeo. En los siguientes duelos, ante Rusia y Letonia, aunque se resolvieron con resultados abultados en contra, Montenegro tuvo opciones de ganar en ambos hasta el tramo final de los mismos.

Sin suerte para Montenegro

Al respecto, Rakovic consideró que “la suerte no nos acompañó. No nos respetaron los problemas físicos”, concretó la nueva ala-pívot del conjunto del Bierzo Alto, resignada por el resultado final: “Esto es el deporte”. En la misma línea, Pasic aseguró que “nos persiguieron las lesiones, que nos castigaron desde el duelo del estreno contra Bélgica. Si hubiésemos ganado en ese primer encuentro, seguro que el desarrollo de la competición habría sido distinto para nosotras”, puntualizó.

Bélgica, de hecho, fue una de las revelaciones del torneo junto a Grecia. “Bélgica, que estuvo en nuestro grupo, jugó a muy buen nivel”, dijo Rakovic. “Es más, fue la sorpresa más grata del campeonato”, precisó Pasic, que quiso felicitar a las belgas por su actuación. También al combinado español. “Son muy grandes”, sentenció acerca del combinado dirigido por Lucas Mondelo. En una línea similar, Rakovic recordó que “las españolas llevan varios años en la élite del baloncesto mundial. Tienen buenas jugadoras, buen cuerpo técnico y un banquillo profundo. Sin duda, demostraron en este Eurobasket que siguen siendo el equipo número uno del continente”, remachó.

Simplemente la participación en un Europeo, sin embargo, es muy importante para un país como Montenegro. “Tenemos un país con 600.000 habitantes y pocas jugadoras profesionales”, explicó Pasic, que cree que “se está trabajando bien y se podrá llegar más lejos. Estamos esperando una nueva oportunidad para demostrarlo”, sentenció la escolta rojilla, que insistió en que “es muy importante estar entre los mejores equipos del continente”. Rakovic, por su parte, opinó que “tenemos mejor equipo del que demostramos”.

Un Eurobasket, “un privilegio, un orgullo y un sentimiento incomparable”

Pese a que el resultado final quizá no fue el esperado para una selección con jugadoras tan importantes como Angelica Robinson, Jelena Skerovic o Iva Perovanovic, es un orgullo poder participar en un campeonato así. “Jugar con la selección es un privilegio para mí”, reconoció Rakovic, que opinó que “cualquier deportista sueña con lucir el escudo de su país y escuchar el himno”. En términos parecidos se expresó Pasic, que aseguró que “el momento en el que escuchas el himno es un sentimiento incomparable. Es un orgullo luchar por tu país, algo que motiva y te da responsabilidad”, resumió la de Cetinje.

“La experiencia es increíble”, añadió Pasic, que recordó que “cada día durante la preparación está planeado al detalle y enfocado para preparar los partidos. Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos: desayuno, entrenamiento, comida, descanso, vídeo y partido”, especificó la exterior rojilla. Por su parte, Rakovic comentó que “el ritmo de la competición es agotador. Tienes que estar preparada para disputar partidos importantes todos los días. Todo se focaliza en el siguiente encuentro con la idea de hacer la mejor preparación. Es muy duro”, resumió la jugadora de Bijelo Polje.

Tanto Pasic como Kristina ya tienen la mente puesta en nuevos retos, concretamente en la siguiente cita internacional de su selección. Desde el próximo mes de noviembre, el combinado montenegrino afrontará la fase de clasificación para el Eurobasket Femenino que se celebrará en 2019 en Serbia y Letonia. La interior de Bijelo Polje comentó que “mi intención es tratar de estar entre las seleccionadas para poder aportar todo lo que pueda a mi selección”. También es optimista la escolta del conjunto del Bierzo Alto, que sostuvo que “lo vamos a dar todo y a hacer todo lo posible para que nuestra selección pueda disputar el Campeonato de Europa por quinta edición consecutiva“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *