Embutidos Pajariel Bembibre recarga su ilusión para recibir a Kutxabank Araski en un pabellón desangelado (domingo, 18:15 horas)

Pasó la ventana FIBA de la fase de clasificación para el Eurobasket 2021 y vuelve la Liga Femenina Endesa para un Embutidos Pajariel Bembibre que no pudo disputar su compromiso previsto inicialmente para el pasado jueves frente al Alter Enersun Al-Qázeres debido a varios positivos por COVID-19 en el conjunto extremeño. Se enfrenta desde las 18:15 horas de este domingo en el Bembibre Arena a uno de los grandes de la competición en los últimos años, Kutxabank Araski, un duro examen para un equipo, el bembibrense, que tratará de romper su mala racha de resultados después de enlazar siete derrotas seguidas.

A pesar de esto, el técnico del Embutidos Pajariel Bembibre, Pepe Vázquez, evitar hablar de urgencias. “Deseamos ganar por el grupo”, aclara el preparador gallego, que recuerda que “estamos a una victoria de salir del descenso. La cosa no tan grave como quieren pintar”, insiste el compostelano, que espera una buena respuesta del equipo: “A ver si ganamos para mirar el futuro con otra perspectiva. Tenemos un tramo de calendario importante porque tenemos colgado el partido en Cáceres y el siguiente es en Zamora”, explica.

Volverá el encuentro a disputarse sin público por las restricciones sanitarias en Castilla y León, un factor que podría ser, como en la anterior cita ante Campus Promete, determinante. De hecho, reconoce Pepe Vázquez que “para nosotros el público es fundamental. Se demostró en el partido contra Gran Canaria”, precisa el adiestrador gallego, que opina que “los equipos pequeños, sobre todo uno tan joven como el nuestro, necesitan su aliento para no venirse abajo. Es un hándicap, pero es lo que hay y debemos ser fuertes”, reitera el estratega santiagués, que confía en una buena reacción: “Debemos pensar que estarán orgullosos si ganamos. Llorar es perder el tiempo”, incide.

Roselis Silva y su deseado “impacto en el grupo”

Es momento, por tanto, de pensar en lo que viene y no mirar al pasado. Vázquez, de hecho, asegura que “estamos con muchas ganas de volver a competir. Tenemos incertidumbre porque es el primer partido después del parón y el rival ya ha jugado”, aclara el preparador gallego, que mantiene la incógnita sobre esa vuelta a la competición: “A ver cómo es volver a jugar juntas. Debemos salvar esas dudas estando concentradas, sabiendo lo que tenemos que hacer”, recalca el míster compostelano, contento por la recuperación sin contratiempos de Sara Rhine tras el golpe sufrido en el rostro ante Campus Promete. “El equipo llega bien”, resume.

Anhelaba Vázquez que el parón de selecciones sirviera para refrescar ideas y podría decirse que sus deseos, al menos en parte, se cumplieron. El club del Bierzo Alto aprovechó este periodo para incorporar a una jugadora como Roselis Silva, que dejó un gran recuerdo en su etapa previa en el club y cuya calidad es indiscutible. Ese buen recuerdo y ese potencial han reactivado una ilusión que ahora debe trasladarse a la pista. La venezolana, sin duda, aliviará parte de los problemas de un equipo que ha sufrido mucho en las jornadas previas al parón en defensa y en la dirección de juego. La reducción de centímetros tras las salidas de Sara Rokkanen y Dee Givens debe ser aliviada con la experiencia de esta novedad.

De hecho, Vázquez reconoce que “como parte buena del aplazamiento, hemos podido integrar más a Roselis con más entrenamientos, explicándole conceptos nuevos y conociendo más a sus compañeras. Ha tenido un impacto en el grupo y va a tenerlo en el juego porque es una jugadora que conoce la Liga”, argumenta el técnico de Santiago de Compostela, que añade que “tiene mucha calidad y nos va a ayudar en muchos aspectos. No es Dios y necesitará un tiempo”, aclara el preparador gallego, que recuerda que “lleva mucho tiempo sin competir. Aunque hemos adelantado cosas, debemos ser pacientes”, enfatiza.

El rival: “Un equipazo” aunque “no está teniendo los resultados esperados”

Enfrente estará uno de los equipos en los que militó Silva antes de llegar al Bierzo en su primera experiencia, Kutxabank Araski, un conjunto con jugadoras extranjeras contrastadas en nuestra Liga como Tamara Seda y Joy Brown y una pléyade de jugadoras de atmósfera selección. Anna Cruz lidera el grupo de internacionales españolas, completado con Tamara Abalde, María Asurmendi y la exjugadora del cuadro berciano Laura Quevedo. Izaskun García y Tania Pérez adornan una rotación de gran calidad para un equipo dirigido por una entrenadora, Made Urieta, también en el cuerpo técnico de la selección española. Un proyecto creciente y que aspira a ocupar de nuevo los primeros puestos.

Parece que al cuadro vitoriano, sin embargo, no le acompañan los resultados a la calidad que atesoran sus jugadoras. Aunque aún tiene pendiente el choque ante Casademont Zaragoza aplazado al descanso, apenas tres victorias ha sumado en las diez jornadas disputadas la escuadra vitoriana, que acumula dos derrotas consecutivas, ante Ciudad de La Laguna Tenerife y Valencia Basket, en las dos últimas jornadas. Su única victoria a domicilio se produjo en la cancha del SPAR Gran Canaria.

Vázquez, de hecho, reconoce que “no está teniendo los resultados esperados. Tiene un equipazo”, matiza el preparador gallego, consciente del “gran nivel” que demostró contra Valencia, un rival que, pese a que aún no conoce la derrota, pasó muchos apuros en Mendizorrotza. Por ello, cree que el entrenador del cuadro bembibrense que “debemos controlar su juego a campo abierto y en llegada. Es uno de los mejores equipos en el rebote ofensivo”, analiza el míster de Santiago de Compostela, que recuerda que “es nuestra mayor laguna. Debemos dar un paso al frente”, desea el compostelano, que espera “frenar a sus jugadoras, muy talentosas”.

Tags:, , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.