Monty: “Soy muy optimista de cara a la próxima temporada”

En 2015 Monty renovaba por dos años su contrato con Embutidos Pajariel Bembibre. De este modo, la capitana del equipo berciano cumplió su novena campaña en el club, una temporada que, pese a lo complicada que fue en determinadas fases de la misma, resultó satisfactoria a nivel personal y colectivo. “La temporada fue dura, pero ganamos a rivales complicados como Girona o Gran Canaria. Hay que sacar lo positivo: se logró la permanencia y se jugó bien, sobre todo en la primera vuelta”, analiza una Monty que recuerda que “tuvimos opciones de estar en la Copa de la Reina”.  Todo ello, en una Liga que acabó coronando a Perfumerías Avenida como campeón, mientras que el cuadro rojillo fue octavo.

En el plano individual, Monty se confirmó como una de las jugadoras nacionales más determinantes de la Liga Femenina (tercera española con más valoración en la liga regular). En parte gracias a ello, poco después de acabar la competición doméstica voló a Ecuador, donde disputó la Liga de este país. Jugó siete partidos con el Juvenil de Vinces, que ganó cinco de ellos, y, tras remontar un mal inicio de competición, su equipo, que no había ganado hasta su incorporación, alcanzó las semifinales, donde sería eliminado por un Uruguay Unemi que acabaría siendo campeón. “Fue una experiencia -asegura- muy buena. Me trataron muy bien, vivíamos en una buena casa y en una buena zona”, explica Monty, que opina que “el nivel de aquella competición lo elevan principalmente las extranjeras”.

monty

Partido de la Liga Ecuatoriana ante Triple E.

Sin embargo, cuando mejor estaba el equipo, el destructivo terremoto que afectó a una zona de Ecuador el pasado 16 de abril obligó a suspender la competición hasta el pasado 1 de junio, fecha en que se reanudaron las semifinales, eso sí, ya sin jugadoras extranjeras. Fue un suceso muy desagradable para Monty, que afirma que “lo viví con miedo. No sabía lo que podía pasar, pasé horas muertas en mi habitación”, explica la pívot insular, muy agradecida por las muestras de cariño recibidas desde España y por parte de muchas jugadoras con las que había jugado y que ya no están en nuestro país. “Aunque no me llamaban porque era muy complicado, recibí muchos mensajes de ánimo”, resalta Monty, en parte sorprendida por tantas muestras de aprecio.

“ILUSIONADA” CON SU PARTICIPACIÓN EN EL PREEUROPEO 3X3

Una vez finalizado el curso deportivo, la canaria mira con ilusión al futuro, primero de cara al Preeuropeo 3×3 Femenino. Los días 1 y 2 de julio la ciudad gala de Poitiers acoge el torneo de clasificación en el que el combinado español dirigido por Ana Junyer tratará de hacerse con uno de los tres billetes para el Campeonato de Europa. “Estoy muy ilusionada”, subraya Monty, consciente de la dificultad de los rivales de esta ronda clasificatoria. “Vamos a intentarlo”, apunta la capitana rojilla, que recuerda que “el año pasado jugamos los Juegos Europeos sin presión y ganamos el bronce. Vamos a por todas”, sentencia.

entrenamiento

Última concentración de la Selección Femenina de 3×3.

En Poitiers volverá a jugar, como en los Juegos Europeos de Bakú, junto a su compañera Vega Gimeno, una de las que han renovado con Embutidos Pajariel Bembibre. Junto a ella lo han hecho Orla O’Reilly y Alba González, que completan el cuarteto de jugadoras que siguen de la pasada campaña. Monty afronta “con muchas ganas” la que será su décima temporada en el equipo de su vida, en la que, según reconoce, echará mucho de menos a dos de sus compañeras en los últimos años: Anna Gómez y Eli Vivas. “Son mi familia. Se sentaban a mi lado en el vestuario y ahora me dejan vacía. No sé dónde sentarme”, ironiza la canaria, que, no obstante, es consciente de que “han escogido lo mejor. Son parte de mi vida”, rubrica.

Más de 200 veces ha vestido Monty la camiseta del conjunto bembibrense en partido oficial, un número que ni ella misma soñó cuando llegó a la capital del Bierzo Alto a comienzos del 2008. En estos años ha vivido de todo, desde fases de ascenso a Liga Femenina hasta una semifinal en la máxima categoría. Todo este tiempo ha convertido a la capitana en toda una institución en la villa del Boeza, la que considera ya su casa después de tantos años. Su crecimiento como jugadora en El Bierzo es incuestionable, y ella agradece la aportación de todos los entrenadores que ha tenido durante su carrera deportiva.

eliraquelrosómontyyanna

Junto a Eli Vivas, Raquel Álvarez, Rosó Buch y Anna Gómez. (Foto: The Wang Connection)

SOBRE SU NUEVO ENTRENADOR, FRAN GARCÍA: “CONFÍO EN ÉL PLENAMIENTE”

Tras vivir las temporadas más importantes en la historia del club, ahora, después de seis años, vive un cambio de entrenador. “A veces los cambios son buenos, y espero que así sea”, comenta la jugadora isleña, quien asegura, asimismo, que “soy muy optimista de cara a la próxima temporada”. Un nuevo curso y un nuevo proyecto con un nuevo entrenador, Fran García, que llega después de entrenar los últimos años a la Selección Femenina Absoluta de la India. “Lo conozco porque me entrenó cuando jugué en Cáceres, y la experiencia fue positiva. Lo vamos a intentar porque viene con ganas de trabajar y de llevarnos lo más alto posible. Confío en él plenamente”, certifica.

Con Fran García, hasta el momento el equipo presenta cuatro novedades. Una de ellas es una vieja conocida, Ariel Edwards, que ya jugó en la temporada 2014-2015 junto a Monty en Bembibre. Otra norteamericana, Brianna Banks, es una incógnita por su condición de rookie, aunque recuerda la capitana que “también Ariel lo era cuando llegó y ahora estamos muy contentos de que vuelva porque su paso fue positivo. Ahora es de la casa”, concreta. Sobre las balcánicas Dragana Svitlica y Aleksandra Stanacev, recuerda que “siempre que me he enfrentado a ellas me han dado trabajo. Son buenas jugadoras y vienen con ganas”, concluye.

Foto de portada: Bembibre Digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *