Las 11 de las 11: Monty

Un día más volvemos con la sección ‘Las 11 de las 11’, con la cual podemos conocer de modo ameno la vida de las jugadoras del Embutidos Pajariel Bembibre. Nos hablan sin cortapisas de sus sueños, sus preocupaciones y sus intimidades. En esta ocasión se somete a nuestras preguntas la capitana, Monty, que cumple su décima campaña en las filas del conjunto berciano. Ella ha sido fundamental y ha vivido en carne propia el crecimiento de la entidad, asentada en los últimos años en la élite del baloncesto femenino. La canaria, que esta temporada ha disputado su partido número 100 en la Liga Femenina y fue MVP en la 4ª jornada, nos responde sin complejos.

Club Baloncesto Bembibre: Hola, ‘capi’, ¿empezamos el cuestionario?

Monty: Cuando quieras.

C. B. B.: Para empezar, me gustaría que nos contaras tu primer recuerdo relacionado con el baloncesto.

Monty: Mi primer recuerdo va de la mano de mis padres. Siempre estaban en la grada animando y apoyándome en lo que más me gustaba.

C. B. B.: ¿Cuál ha sido el momento más emotivo de tu carrera?

Monty.: Bueno, después de tanto tiempo jugando es casi imposible quedarme con uno solo. Mis mejores recuerdos, de ‘peque’, cada vez que iba a un Campeonato de España. Más recientes, cada vez que he ido con la selección al 3×3. Con este club, sin duda, el día que ascendimos a Liga Femenina, la permanencia, el play-off y más, pero no acabaría.

C. B. B.: ¿Quién ha sido el referente de tu vida o cuál es tu mayor motivación?

Monty: Mi referencia fue Lourdes Peláez. Mi mayor motivación, superarme a mí misma. Quien me conoce sabe que nunca me conformo.

C. B. B.: ¿Podrías decirnos una compañera que te haya marcado en estas diez campañas en Bembibre?

Monty: Es una pregunta complicada porque no me puedo quedar con una sola. Por supuesto, Rosó Buch, Anna Gómez y Eli Vivas, que han pasado de ser compañeras a ser familia. Luego, Irene Salgado, Dita Liepkalne, Daniela Peteva, Vega Gimeno y Ariel Edwards.

C. B. B.: ¿Qué haces cuando no estás pensando en baloncesto?

Monty: Me gusta el cine, el baile, viajar y estar con mi gente.

C. B. B.: ¿Cómo una canaria puede llegar a ser considerada una berciana más?

Monty: En El Bierzo me siento como en casa. Me tratan muy bien, me siento muy querida.

C. B. B.: ¿Recuerdas cuál fue tu primera impresión cuando llegaste a Bembibre y El Bierzo?

Monty: Mi primera impresión fue que era muy bonito y la verdad es que desde el primer día me enamoré de esta tierra.

C. B. B.: Aunque espero que sea lo más tarde posible, ¿qué has pensado hacer cuando acabes de jugar?

Monty: Siempre quise montar algún negocio, pero no sé, supongo que de momento no quiero pensar en la retirada.

C. B. B.: Nos situamos: un día no te encontramos, te llamamos y no contestas. Creemos, por tanto, que estás desaparecida. ¿Dónde te podemos encontrar?

Monty: Seguro que en algún lugar donde haya playa, y qué mejor que una playa de Las Palmas. Mi lugar favorito es donde esté mi familia; no hay mejor lugar que estar rodeada de la gente que te quiere.

C. B. B.: ¿Qué crees que le hace falta a este mundo para ser mejor?

Monty: Un mundo en el que hubiera más solidaridad, menos violencia  y más igualdad.

C. B. B.: Para concluir este cuestionario, ¿tienes algún sueño?

Monty: Poder jugar algún día la Copa de la Reina y, por qué no, ganarla.

C. B. B.: Esto ha sido todo, capitana.

Monty: Ya sabes que siempre me encantan estas cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *