Itsaso Conde afronta “con mucha ilusión” su partido número 150 en competiciones FEB

La de Itsaso Conde es una historia de superación y pasión por el baloncesto. La jugadora vitoriana del Embutidos Pajariel Bembibre superó dos lesiones durante la temporada 2014-2015 y ahora, cuando salte a la pista –podría ser este viernes en la cancha del Nissan Al-Qázeres Extremadura–, disputará su partido número 150 en competiciones de la Federación Española de Baloncesto (FEB). Tras estrenarse en la Liga Femenina 2 con el Araski de su Vitoria natal en 2013, disputó 144 partidos más en la categoría de plata, 104 de ellos con el Aros Patatas Hijolusa de León.

Ahora llega a una cifra muy importante, 150 partidos como jugadora en las dos primeras categorías del baloncesto femenino nacional, y la jugadora alavesa, que podría alcanzarlos en el encuentro que su equipo disputa este viernes en el Juan Serrano Macayo de Cáceres, asegura que “lo afronto con mucha ilusión, muy contenta de poder tener la oportunidad de cumplirlos en la Liga Femenina Endesa y en un equipo como éste. Ya llevaba unos cuantos años queriendo ascender de categoría, pero por unas cosas u otras no acababa de tomar la decisión”, admite Itsaso, que afirma que “este año lo tenía claro. Sabía que quería dar el salto y estoy muy feliz y emocionada”, certifica.

Ya queda lejos aquel 27 de octubre de 2013, cuando Itsaso, que aún tenía 17 años, debutaba en Liga Femenina 2 contra el CREF ¡Hola! con derrota (73-53) de su equipo, Araski, en el pabellón madrileño de Canal. Pese a su juventud, Madelén Urieta le dio 25 minutos y ella respondió con 7 puntos. Conde, que en esa temporada disputó 22 partidos, recuerda que “viví aquella experiencia con muchos nervios y ganas. Hace ya bastante tiempo desde mi debut, era muy joven, pero tengo muy buen recuerdo de las sensaciones y la emoción que me daba comenzar a jugar en Liga Femenina 2”, explica.

Un calvario con las lesiones en la temporada 2014-2015

Al siguiente año tuvo una lesión que mermó su participación –apenas jugó 19 partidos–, aunque sus números (promedió casi 10 puntos y más de 7 capturas) fueron sensiblemente mejores. Esos registros, sin duda, ayudaron a que el conjunto de la capital leonesa, Aros Patatas Hijolusa, se fijara en ella a pesar de que una lesión le impidió estar en el Mundial U19 y el Europeo U20 disputados en el verano de aquel ya lejano 2015.

Al respecto, Conde indica que “no tuve muy buena suerte con las lesiones, tenía muchos problemas de rodilla. Me impidieron jugar varios campeonatos con la selección”, especifica la interior vasca, que recuerda que “con 18 años tuve una lesión grave de rodilla que me llevó a tomar la decisión de irme a León a hacer la recuperación y fichar por el Aros”, entrenado por entonces por otra vitoriana como Moses Fernández.

Su siguiente paso, en León, consolidó a la actual ala-pívot de la escuadra berciana en la categoría de plata del baloncesto femenino español. En cuatro temporadas a las órdenes de Moses disputó tres fases de ascenso a la Liga Femenina Endesa. A la nueva jugadora rojilla le queda, en parte, el pesar de no haber logrado el ascenso: “De los cuatros años que estuve en León, en tres de ellos luchamos por ascender a la máxima categoría, pero no lo logramos. Es algo de lo que sí que me he quedado con ganas y me queda pendiente”, enfatiza.

“Me gustó que mi primer partido de Liga Femenina fuese contra el Araski”

El pasado 29 de septiembre Conde debutó en la Liga Femenina Endesa con su nuevo equipo, Embutidos Pajariel Bembibre, y lo hizo precisamente ante la escuadra en la que se formó. Sin duda, fue algo especial para la ala-pívot del conjunto del Bierzo Alto. “Me gustó que mi primer partido de Liga Femenina fuese contra el Araski”, admite la interior del cuadro berciano, que añade que “me dio pena por el hecho de no poder ir a jugar a Vitoria. Fue bonito debutar contra el equipo de mi ciudad y con mi familia en la grada”, insiste una Conde cuya primera canasta en la categoría fue ésta:

En sus cuatro participaciones en el presente curso, la 21 del conjunto berciano ha promediado 4 puntos, más de 2 rebotes y casi 6 créditos de valoración en 12 minutos. Sin duda, parece haberse aclimatado bien a la categoría, aunque es consciente de la dificultad de la competición: “Ya estaba hecha a la idea de que el nivel este año era muy alto y no me equivocaba. Aun así, creo que me estoy adaptando bien a la Liga Femenina Endesa, aprovechando los minutos que juego al máximo y trabajando día a día para poder ir haciéndome un hueco en esta categoría”, argumenta.

La absoluta, un sueño: “No dejaré de trabajar y de luchar por ello”

Conde, que ya había sido campeona de Europa en 2012 con la selección U16 y medalla de bronce en 2014 con la U18, cerró su ciclo en selecciones de formación con otra medalla de oro, en este caso, con la selección U20 y de nuevo, como en 2014, en Portugal. Fue su primer gran recuerdo de Bembibre, ya que la concentración previa a la participación en ese último campeonato se realizó en la capital del Bierzo Alto. “El primer recuerdo que tengo en Bembibre es del mes que pasamos en 2016 concentradas con la selección española”, rememora la jugadora del cuadro bembibrense, que agrega que “me llevé muy buenos recuerdos y muy buena imagen de aquella vez”.

Ahora, Conde, que formó parte de una generación con varias estrellas del futuro –y con evidente presente– del baloncesto nacional como Ángela Salvadores, Maite Cazorla, María Conde o Laura Quevedo, sueña con estar algún día en la selección absoluta: “Creo que es el sueño de todas las jugadoras. Siendo sincera, hay mucho nivel y está difícil, pero no dejaré de trabajar y de luchar por ello”, concluye.

Fotos: Mila, Luisja Benito, Lou Mesa y FEB.

Tags:, , , ,

Un comentario en “Itsaso Conde afronta “con mucha ilusión” su partido número 150 en competiciones FEB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.