C. B. Al-Qázeres Extremadura 82 57 Embutidos Pajariel Bembibre
28/01/2017 - 18:00
Pabellón Municipal Juan Serrano Macayo (Cáceres)
Liga regular

Embutidos Pajariel Bembibre no culmina su reacción y recibe un duro revés en Cáceres

Embutidos Pajariel Bembibre sufrió su cuarta derrota consecutiva (82-57) ante un Al-Qázeres Extremadura muy acertado a la hora de sofocar la reacción rojilla en el tercer periodo. El mal inicio fue un lastre en un choque en que nada ayudó a los intereses bercianos. Brianna Banks, de hecho, se resintió de su lesión.

En un partido que se preveía duro para el Embutidos Pajariel Bembibre, el conjunto berciano volvió a caer por cuarta cita consecutiva y sigue sin ganar en 2017. Un contundente 82-57 fue el resultado final ante un Al-Qázeres Extremadura al que le salió todo, sobre todo cuando las de Fran García apretaron el resultado (44-40). Tras el descanso,  de hecho, llegaron a los 11 tantos sin respuesta local acumulados con el segundo periodo, pero dos jugadas de tres puntos para las de Jacinto Carbajal congelaron la reacción bembibrense en un pabellón, el Juan Serrano Macayo, cuya temperatura era extremadamente gélida pese al calor que había en la grada por la animosa afición local.

Nada ayudó en ese momento a las del Bierzo Alto, que se vieron limitadas cuando Brianna Banks, que tuvo un papel importante en el cambio de dinámica, tuvo que abandonar la pista entre lágrimas al resentirse de su lesión en el hombro durante el tercer periodo. Desde entonces, el acierto exterior de las cacereñas dinamitó un duelo que llegó a la recta final casi sin opciones para la escuadra rojilla, que apenas visitó la línea del tiro libre en comparación con su adversario (10 tiros desde el 4,60, por 34 para las locales) y se vio mediatizada por la diferencia de faltas que se señalaron en cada una de las zonas. El resumen de un choque que deja al cuadro bembibrense, tras los resultados del resto de la jornada, en la misma situación clasificatoria después de un arranque netamente negativo y que fue el indicador de los cuarenta minutos.

Las bercianas reaccionan antes del descanso

El inicio, muy espeso en ataque por parte rojilla, propició que las extremeñas enlazaran 6 tantos consecutivos. Su renta, de hecho, ya superó la decena después de que Julia Forster, que acabó con 21 puntos, hiciera 5 consecutivos. Una canasta de Dragana Svitlica fue el limitado bagaje rebasado el ecuador del primer cuarto de un equipo cuya desventaja creció inexorablemente y se quedó al borde de -20 al final de los diez primeros minutos (25-6) después de una canasta de Ameryst Alston, que desbarató la tímida reacción que habían experimentado las del Bierzo Alto en los instantes previos después de sufrir un parcial de 13-0 que pareció dinamitar el choque.

Una nueva canasta de Forster en la continuación rompió la segunda barrera psicológica, tratando de dejar sin opciones a las bercianas con casi treinta minutos por disputarse. No obstante, las de Fran García trataron de agarrarse a sus últimas opciones y cambiaron su actitud. Un parcial de 0-10 culminado con una canasta de Ariel Edwards reactivó las aspiraciones rojillas, que se vieron frenadas momentáneamente con una pérdida de balón que acabó en una contra culminada por Miriam Forasté. Pareció llegar un nuevo arreón de las cacereñas, pero un triple de Vega Gimeno sobre la bocina acercó la desventaja a la frontera psicológica del -10 para llegar al descanso con el 44-33 en el luminoso.

La reacción se queda en nada; derrota abultada

Lo que había sido un indicio se confirmó en la continuación cuando el marcador se puso 44-40. Un triple de Brianna Banks y una canasta de Edwards alargaron un parcial que llegó hasta el 0-11 añadiendo la anotación previa al descanso y gracias a una canasta cuando agonizaba una posesión de Monty, que acabó con 12 puntos. La reacción, no obstante, se vio frenada con un triple de Pamela Rosanio y un 2+1 de Alston que repusieron la diferencia en las dobles figuras. Sin duda, la salida de Banks, que se resintió de su lesión, condicionó el rendimiento de las rojillas, que vieron cómo las locales volvieron a escaparse gracias a un nuevo enceste desde el 6,75 de Rosanio, que sumaría 23 tantos.

Otro 2+1 de Alston y el posterior atasco ofensivo rojillo dejaron casi sin opciones a las bembibrenses, muy castigadas por la diferencia de faltas en estos minutos. Se igualaron, no obstante, cuando el encuentro ya estaba resuelto, aunque la situación se complicó aún más cuando Edwards se tuvo que retirar al banquillo al serle señalada la cuarta personal. Un nuevo parcial de 13-0 fue, sin duda, determinante también para acabar decidiendo el duelo antes del último asalto, al que se llegó con el 67-46 en el electrónico.

Ya sin opciones, las jugadoras rojillas trataron de maquillar el resultado, pero sólo consiguieron bajar la desventaja del -20 en algún momento. Además, a la baja de Banks se sumó la de Svitica por faltas. La técnica señalada a Fran García cuando trataba de conversar con la pareja arbitral fue la culminación de un partido en el que nada ayudó a las rojillas. El acierto exterior de Rosanio en los últimos compases del envite puso la renta local en unos números desorbitados. La primera personal señalada en el último cuarto a las extremeñas cuando quedaba un minuto para el final del mismo y del encuentro resumió las dificultades que se encontraron las bercianas en un encuentro que finalizó 82-57 después de que Katya Fedorenkova anotara dos triples e Irena Vrancic firmara el pleno desde el 4,60 con el que se cerró el choque.

Fran García: “Nos ha costado entrar en el partido”

Al final del encuentro, el técnico del cuadro berciano, Fran García, compareció ante los medios de comunicación visiblemente contrariado por un resultado contundente. “Cuando pierdes de 25 puntos no hay nada que objetar”, resumió el preparador asturiano, que admitió que “el equipo local fue superior, aunque tuvimos un atisbo de reacción al comienzo del tercer cuarto. La salida de Banks, que se resintió de su lesión en el hombro, nos afectó bastante”, añadió el gijonés, triste porque “después nos salimos del partido, lo que, unido al acierto de Al-Qázeres en el tiro, ha sido la clave de la gran diferencia que ha habido en el marcador”.

Asimismo, Fran García reconoció que “nos ha costado entrar en el partido. Perder 25-6 marca bastante el partido con un inicio en el que estamos casi 20 puntos abajo”, analizó el de Gijón, consciente de que “aunque después nos acercamos a 4 puntos,  no pudimos aguantar y seguir el mismo ritmo. Nos salimos del partido y no hubo más que hacer”, apostilló el míster rojillo, que consideró, por otro lado, que “las lesiones nos han afectado bastante y el equipo no está con confianza. No estamos defendiendo al nivel de antes y eso se nota”, subrayó Fran García, que espera recuperar el nivel de juego de la primera vuelta: “El equipo no está con las sensaciones que tenía antes de Navidad”.

La ficha del partido:

C. B. AL-QÁZERES EXTREMADURA, 82 (25+19+23+15): Pamela Rosanio (23), Ameryst Alston (17), Miriam Forasté (9), Irena Vrancic (3), Julia Forster (21) –cinco inicial-; Silvia Romero (-), María Romero (-), Dubravka Dacic (2), Mariona Martín (5) y Elena Corrales (2).

Entrenador: Jacinto Carbajal.

EMBUTIDOS PAJARIEL BEMBIBRE, 57 (6+27+13+11): Dragana Svitlica (10), Aleksandra Stanacev (2), Vega Gimeno (9), Ariel Edwards (8), Katya Fedorenkova (8) –cinco inicial-; Monty (12), Itziar Germán (3) y Brianna Banks (5).

Entrenador: Fran García.

Árbitros: José Vázquez García y Alejandro López Lecuona.