Cadí La Seu d'Urgell 68 75 Embutidos Pajariel Bembibre
01/04/2017 - 19:00
Palau Municipal d'Sports (La Seu d'Urgell)
Liga regular

El mejor Embutidos Pajariel Bembibre estropea la fiesta en La Seu d’Urgell

Quizá en el escenario menos esperado y con las condiciones más adversas, el Embutidos Pajariel Bembibre sumó la décima victoria de la temporada a costa de un Cadí La Seu que se quedó fuera de las eliminatorias por el título por una serie de resultados que perjudicaron a sus intereses. Las de Fran García, que sumaron la tercera victoria a domicilio de la temporada en esta cita en Cataluña, vencieron por 68-75 en un duelo que tuvieron que pelear hasta el último minuto y que les permite escalar hasta la décima posición.

Superaron finalmente en la clasificación a un Mann-Filter Zaragoza que empezó la temporada, después de jugar las semifinales hace un año, con aspiraciones de reeditar la hazaña. Al final, una campaña que la escuadra berciana solventó consiguiendo la salvación y en la que finalmente perdieron la categoría un histórico como SPAR Gran Canaria y un CREF ¡Hola! cuya inversión económica es un sueño para la entidad del Bierzo Alto. Pese a los malos momentos y los problemas físicos en forma de lesiones, quedarán para el recuerdo de la hinchada berciana la Copa Castilla y León y haber luchado hasta la última canasta por estar en la Copa de la Reina.

Posiblemente faltó suerte y ciertos factores lastraron las opciones de play-off de las bembibrenses, pero culminaron con éxito un curso deportivo lleno de sorpresas y extremadamente parejo. No obstante, los dos grandes favoritos, Perfumerías Avenida y SPAR Citylift Girona, ya esperan rival en semifinales entre Lointek Gernika, Star Center-Uni Ferrol, IDK Gipuzkoa y Lacturale Araski para una lucha por el título que pondrá el broche de oro a una campaña en la que el nivel de la Liga Femenina ha crecido exponencialmente.

Una buena despedida para una temporada complicada

Querían despedir las rojillas la temporada con buenas sensaciones después de cinco derrotas seguidas, y lo consiguieron. Seguramente firmando los mejores minutos de la temporada lejos del Bembibre Arena sorprendieron a un equipo que parecía tenerlo todo preparado para acceder a los playoffs. Pareció, incluso, que el guion había sido diseñado por Joan Carles Pie, pero las bercianas recuperaron su espíritu guerrero para soportar un arreón final que a punto estuvo de culminar con éxito. Pareció, no obstante, un intento más desesperado que efectivo, después de un inicio en el que las urgelitanas parecieron acusar la presión de poder estar en la fase final.

En la ida, en la que también vencieron las de Fran García, ambos equipos se jugaban sus opciones de estar en la Copa de la Reina, y esta vez la escenografía tuvo paralelismos. Como entonces, las de Fran García ofrecieron una gran puesta en escena, con buenos momentos de intensidad y concentración defensiva, con un acierto y un ritmo de juego que por momentos parecieron dejar sin respuesta a las ilerdenses. Éstas, sin embargo, conforman un equipo cuya propuesta física les permite engancharse cuando el rival sufre un bajón, enlazan una mejor dinámica de acierto y su público crea una caldera.

Ése parecía el escenario final, en el que no sólo el ambiente estuvo en contra, pues las condiciones físicas tampoco ayudaron. Se sabía que la lesión de Monty era importante, y quizá ése fue el mejor acicate para que sus compañeras homenajearan a una capitana que sufre en el banquillo mucho más que en la pista. Sus dos compañeras en la pintura, Dragana Svitilica y Ariel Edwards, firmaron un partido descomunal. La estadounidense, que acabó con 22 tantos, fue un dolor de cabeza para las interiores locales, mientras que la bosnia, con un ‘doble-doble’ de 18 puntos y 14 rebotes, fue un martillo en las dos zonas. Se les unió Vega Gimeno para aportar otros 20 tantos en un choque en el que las jugadoras del banquillo ofrecieron una buena aportación, sobre todo a nivel defensivo y para mantener la intensidad.

Las rojillas entran al encuentro con gran concentración

Esa energía se tradujo en concentración y, al contrario que en muchos enfrentamientos fuera de casa, las bembibrenses salieron muy metidas en el partido. Mejor actitud en defensa y mayor actividad y acierto ofensivo fueron los argumentos que permitieron a las bercianas encadenar un primer parcial de 0-6 que les permitió afrontar con garantías el primer cuarto. Las catalanas, sin embargo, no se descompusieron y comprimieron el marcador gracias a un triple de Georgina Bahí. Respondió desde el 6,75 Gimeno para mantener una iniciativa que las rojillas mantuvieron hasta el final del primer periodo (17-22) gracias al acierto de la propia alero internacional y Edwards, que firmaron 8 tantos cada una en los primeros diez minutos.

Siguieron los buenos momentos de juego de las bembibrenses, con un gran acierto en el lanzamiento exterior. De hecho, dos encestes lejanos, de Gimeno y Edwards respectivamente, pusieron la renta visitante cerca de la decena. Llegó a las dobles figuras tras un pleno desde el 4,60 de Svitlica. La buena defensa propuesta por las rojillas y los riesgos sin éxito que asumieron las catalanas permitieron a las bembibrenses consolidar la renta gracias al acierto de la pívot bosnia, que sumó 7 puntos en esta fase previa al medio tiempo. Un triple de Katya Fedorenkova puso la máxima diferencia hasta el momento (23-38).

Hubo bastantes minutos de descanso para Gimeno, Aleksandra Stanacev y Brianna Banks, los de esta última por acumulación de faltas. El míster gijonés tuvo que dar minutos también a Bineta Ndoye por la baja de Monty, sin que se notase excesivamente en la rotación gracias a la buena aportación, sobre todo defensiva, de las jugadoras de refresco. Fue, de hecho, la africana la que repuso la mayor diferencia hasta el momento tras una buena acción individual llena de poderío. Antes de fallar un lanzamiento in extremis Svenja Brunckhorst, Bahí puso el 29-42 con el que las jugadoras se fueron a los vestuarios.

Bembibre se lleva la victoria tras aguantar el arreón local

Lo decía Vega Gimeno en los últimos segundos antes de la reanudación: “Van a salir duras”. No importó, pues las de Fran García estaban dispuestas a seguir confirmando que los primeros veinte minutos no eran un espejismo. Siguieron sus chicas desplegando mucha actitud y dos tiros libres de Stanacev pusieron la ventaja berciana cerca de la nueva barrera psicológica del +20. Se rompió tras un triple de Svitlica (36-57) en la recta final del tercer acto, y Edwards prolongó su festival culminando una contra que puso el partido franco para su equipo. Se aferró el conjunto local al lanzamiento lejano y redujo mínimamente la desventaja aprovechando que Svitlica estaba en el suelo tras un golpe. Nogaye Lo culminó un parcial de 7-0 que puso el 43-61 con el que se alcanzó el último cuarto.

El asalto definitivo empezó de la peor forma posible. Con un pabellón enfervorecido, los primeros ataques bercianos murieron sin éxito y las urgelitanas se agarraron al partido con sendas canastas de Bahí y Belén Arrojo. La primera sumó en estos minutos 8 tantos, provocando una situación que obligó a Fran García a pedir un tiempo muerto. Paró, al menos de momento, el vendaval, ya que sus pupilas dieron la réplica con una canasta de Ndoye tras rebote ofensivo. El ambiente era ensordecedor y las locales enlazaron tres triples que pusieron el partido muy ajustado con medio cuarto por jugarse (56-63).

Ocho minutos de cuarto y una única canasta en juego hacían peligrar el partido, pero entonces apareció Gimeno para hacer un 2+1 que puso de nuevo la ventaja visitante en las dobles figuras. Una bandeja tras robo de Stanacev pareció sentenciar el encuentro con noventa segundos por jugarse, pero Bahí, que acabó con 22 tantos, volvió a acertar desde el 6,75 para otorgar alguna opción a su equipo. Anotó un tiro libre Edwards y Andrea Vilaró acertó otra vez desde la distancia y en posición estratosférica. Pese a los intentos locales por acercarse, un pleno de Gimeno desde el 4,60 sentenció el envite y puso el definitivo 68-75.

Fran García: “Supimos resistir las embestidas”

Acabó el encuentro y el técnico del Embutidos Pajariel Bembibre, Fran García, era todo júbilo. Consiguió su equipo romper la mala racha de resultados, pero el asturiano quiso mostrarse comedido para asegurar que “junto al que nos enfrentó al Araski, éste es el mejor partido de la segunda vuelta. Completo en líneas generales y en el que llegamos al final con el equipo muy cansado. Supimos resistir las embestidas, aunque estuvieron muy acertadas”, resumió.

“Supone un buen final de temporada”, añadió el míster rojillo, que considera, a modo de resumen, que “la temporada es correcta porque se consiguió la permanencia. Pudimos haber luchado más por entrar en playoffs, pero así es el deporte y hay que aceptarlo. Es importante la permanencia en una de las temporadas más duras de los últimos años”, enfatizó el preparador del cuadro berciano, contento por una victoria que, recordó, “es la décima y  suena mejor. Subimos un puesto al superar al Mann-Filter Zaragoza”, precisó.

Fran García, eso sí, lamentó los problemas físicos de varias jugadoras. “Las plantillas cortas llegan castigadas al final”, comentó el gijonés, triste por la baja de Monty en varios partidos. “Se nota mucho en el juego interior”, dijo sobre la capitana, aunque destacó el trabajo de Bineta Ndoye: “Jugó minutos de calidad, sobre todo en defensa y en el rebote”.

La ficha del partido:

CADÍ LA SEU D’URGELL, 68 (17+12+14+25): Belén Arrojo (10), Meiya Tirera (4), Tania Pérez (13), Georgina Bahí (22), Svenja Brunckhorst (2) –cinco inicial-; Andrea Vilaró (5), Marta Montoliu (-), Nogaye Lo (9) y Jude Schimmel (3).

Entrenador: Joan Carles Pie.

EMBUTIDOS PAJARIEL BEMBIBRE, 75 (22+20+19+14): Dragana Svitlica (18), Aleksandra Stanacev (4), Brianna Banks (2), Vega Gimeno (20), Ariel Edwards (22) –cinco inicial-; Itziar Germán (-), Katya Fedorenkova (5) y Bineta Ndoye (4).

Entrenador: Fran García.

Árbitros: Juan Manuel Uruñuela Uruñuela y Francisco Javier Bravo Loroño.