Embutidos Pajariel Bembibre 79 71 Lacturale Araski
04/02/2017 - 18:15
Bembibre Arena
Liga regular

Embutidos Pajariel Bembibre ofrece su mejor versión para acercarse a la permanencia

Embutidos Pajariel Bembibre rompió la racha de cuatro derrotas consecutivas y se impuso por 79-71 a un Lacturale Araski que dio guerra hasta el último segundo. El objetivo de la permanencia se ve más cerca después de firmar uno de los partidos más completos de la temporada para sumar el séptimo triunfo.

La séptima victoria tenía que llegar en casa y claro que llegó. Al calor de una afición que volvió a vibrar y no dejó en ningún momento de animar, el Embutidos Pajariel Bembibre pudo sumar la primera victoria del 2017 y de la segunda vuelta después de un mes de enero negro y que se saldó con cuatro derrotas consecutivas. Por 79-71 superó a una de las revelaciones de la Liga Femenina, Lacturale Araski, después de firmar uno de los encuentros con mejor puesta en escena de la presente campaña y que permite recuperar sensaciones y aproximarse a la permanencia.

Un partido en el que las jugadoras rojillas volvieron a plasmar el estilo de la mejor fase de juego de la primera mitad del campeonato. Un equipo con más ritmo en defensa y en ataque, con más opciones de jugar en transición. Por momentos, circulando el balón a velocidad de vértigo para desarbolar a una escuadra vitoriana que trató de competir hasta el último segundo a pesar de ver el duelo complicado durante muchos minutos, sobre todo cuando la ventaja local llegó a superar la veintena. Un último cuarto con un acierto grandioso les permitió llegar a reducir la renta local por debajo de la decena al final del duelo. Dos de sus referencias, Margaret Roundtree y Cecilia Liñeira, no obstante, apenas pudieron brillar ante la defensa berciana y se quedaron en 6 y 7 tantos respectivamente.

La actuación de las bercianas, como en las mejores citas del presente curso, volvió a ser coral -6 jugadoras por encima de la decena de puntos- y permitió que hubiera una palpable sintonía con la grada, que pudo de disfrutar con ese juego veloz que abanderan, por ejemplo, Aleksandra Stanacev y Brianna Banks. La serbia, MVP del choque con 27 créditos (15 puntos, 9 asistencias y 4 robos), lució su mejor cara cuando estuvo en pista la de Newnan, cuya recuperación dio alas a la escuadra rojilla con su explosividad, su dinamismo y su intensidad defensiva. 4 recuperaciones y 13 tantos firmó la norteamericana, demostrando que su ausencia había condicionado demasiado a un equipo que, esta vez sí, expuso su mejor cara en una victoria trascendental para llegar con aires renovados al parón de la próxima semana por la disputa de la Copa de la Reina.

Un gran segundo cuarto pone tierra de por medio

El choque, no obstante, no fue nada cómodo al principio. El dominio de las alavesas en el rebote les permitió dominar los primeros minutos gracias a Gisela Vega, que hizo 8 de sus 19 puntos en este primer acto. Les costó defender en estos minutos iniciales a las de Fran García, que reaccionaron pronto para firmar un parcial de 10-2 que obligó a la entrenadora visitante, Madelén Urieta, a pedir tiempo muerto. El intento de respuesta vasca se vio frenado con un triple de Vega Gimeno y el dominio del juego de Stanacev, que aportó 7 tantos en los primeros diez minutos. Pese al dominio rojillo, dos canastas de Miren Aldalur, una sobre la bocina, pusieron el 24-22 a la conclusión del cuarto inicial.

Los siguientes minutos resultaron claves en el desenlace del encuentro. La propuesta defensiva local desactivó a las vitorianas, que apenas anotaron 9 tantos en este segundo periodo y recibieron un parcial de 13-0 sellado con una canasta de Dragana Svitlica, quien acabó, como la otra balcánica del cuadro rojillo, con 15 puntos. En esa racha, que sería determinante, tuvo un papel determinante Monty, que anotó 5 de sus 11 tantos en estos minutos.

El monumental atasco del ataque vitoriano dejó a las de Madelén Urieta más de medio cuarto sin anotar, circunstancia que las de Fran García aprovecharon para romper la barrera psicológica del +10 y consolidar la ventaja con un enceste sobre la bocina que puso el 45-31 al final los primeros veinte minutos. Fue Ariel Edwards, que acabó con 11 puntos, la que anotó esa canasta postrera que abortó una mini-reacción de las visitantes en los instantes previos al descanso.

Las bercianas sentencian en el tercer periodo

Tras la reanudación, Embutidos Pajariel Bembibre siguió ofreciendo su mejor versión para llegar al último asalto con todo más o menos resuelto. Lo logró tras un tiempo muerto de Fran García, que reaccionó a un parcial de 0-6 para reordenar a un equipo que perdería momentáneamente a Vega Gimeno después de anotar un triple con el que alcanzó la docena de puntos que aportó. Las alavesas llegaron a recortar hasta el -7 tras un triple de Roselis Silva que pareció espolear a las bembibrenses, que firmaron unos minutos de ensueño.

Una bandeja de Stanacev y dos canastas tras robo de Banks encendieron a la grada, que temió por la integridad de la estadounidense cuando recibió un fuerte golpe que acabó en una falta con la que selló una racha de seis puntos seguidos de la de Georgia. Fue durante un parcial de 11-0 que allanó mucho el camino, más si cabe después de otro de 9-0 con el que llegaron al asalto definitivo y en el que la dupla balcánica del cuadro rojillo  (Stanacev-Svitlica) se alió para poner el 70-46 antes de los últimos diez minutos.

Un último cuarto en el que las vascas tuvieron un acierto prodigioso en el tiro exterior -5 triples- y recortaron la desventaja hasta el definitivo 79-71. Fueron unos minutos en los que las bercianas vieron cómo algunos de sus intentos se salían prácticamente de la canasta. Roselis Silva, que anotó entonces tres lanzamientos desde más allá del 6,75 para acabar con 16 puntos, fue fundamental en un parcial de 0-10, si bien la ventaja adquirida con anterioridad por las de Fran García era prácticamente inabordable pese a ese impresionante acierto. La importancia del triunfo dejó en segundo plano el ‘basket-average’ (67-55 en la ida), que pudo ser favorable a las bercianas si hubiera entrado un triple de Gimeno que escupió el aro. El último enceste lejano de la exjugadora rojilla Marta Tudanca acabó con esa posibilidad y elevó su anotación a los 16 tantos.

Fran García: “La afición fue la sexta jugadora”

Al final del encuentro, el entrenador del Embutidos Pajariel Bembibre, Fran García, compareció ante los medios muy contento por el juego desplegado por sus pupilas. “Hemos hecho un gran partido durante treinta minutos”, destacó el asturiano, que admitió, eso sí, que “después, el cansancio y la falta de confianza nos hicieron pasar un mal rato. Una victoria importante y que nos da alas porque se rompe el maleficio que teníamos este año”, apostilló.

En su análisis del choque, García consideró clave la reacción en el segundo cuarto. “Pusimos un pistón más, dominamos más el rebote y Gisela Vega se desconectó porque estuvimos mejor en defensa”, resumió el preparador gijonés, que consideró, asimismo, que “vimos al equipo que estamos acostumbrados a ver: con defensa, ritmo rápido, contraataque y buen tiro exterior”.

Aparte de resaltar la labor colectiva, García consideró determinante la recuperación de Brianna Banks, de la que opinó que “nos da ataque, pero aporta muchas más cosas: velocidad, intensidad defensiva, anticipación en líneas de pase y ayuda en el rebote”. El míster rojillo, eso sí, consideró fundamental que “las jugadoras de banquillo han aportado. Las ocho que han jugado han estado bien”, precisó el técnico asturiano, que también destacó la actuación de Stanacev. “Al final ha llegado cansada porque es una chica que pone mucha intensidad. Tiene que medirse”, puntualizó el míster del cuadro berciano, satisfecho porque la serbia, como dijo, “ha asumido responsabilidades ofensivas y ha repartido el juego bien”.

Otro de los puntos clave, según García, fue el papel de la grada: “La afición fue la sexta jugadora. Nos ayudó para ganar gracias a que el equipo estuvo en el partido en todo momento”, aclaró el gijonés, que restó importancia al ‘basket-average’ en un partido en el que la prioridad, sin duda, era recuperar sensaciones: “Lo importante era la victoria de uno, de dos o de tres. Sobre todo viniendo de cuatro derrotas consecutivas”, certificó.

Stanacev: “Lo importante es la victoria”

También pasó por la sala de prensa la MVP del choque, Aleksandra Stanacev, extremadamente feliz porque, como dijo, “por fin, después de cuatro derrotas, llegó la victoria para la gente que viene a vernos. Hicimos un buen partido, pero al final nos recortaron por cansancio o por no estar concentradas. Lo importante es la victoria”, concretó.

Por otro lado, la base serbia consideró importante la recuperación del mejor estilo de juego del cuadro berciano. “Corrimos mucho con Brianna. Si corremos, podemos ganar. Si no, no podemos ganar”, sentenció la jugadora balcánica, que añadió que “necesitamos canastas fáciles y por eso la necesitamos. A ella y a todas, pues mis compañeras estaban con muchas ganas de ganar. Hicimos buena defensa y estuvimos bien en el rebote”, resumió.

Una victoria fundamental porque, como apuntó Stanacev, “nos hace pensar en que podemos llegar al play-off porque quedan muchos partidos”. No obstante, prefiere ir partido a partido y no ponerse objetivos que distraigan la atención. “Primero iremos a Canarias, a los que ganamos aquí con un poco de suerte”, recordó la directora de juego, que agradeció, como su entrenador, el respaldo de la afición: “Siempre nos apoyan en casa”.

La ficha del partido:

EMBUTIDOS PAJARIEL BEMBIBRE, 79 (24+21+25+9): Dragana Svitlica (15), Aleksandra Stanacev (15), Brianna Banks (13), Vega Gimeno (12), Ariel Edwards (11) –cinco inicial-; Monty (11), Itziar Germán (-) y Katya Fedorenkova (2).

Entrenador: Fran García.

LACTURALE ARASKI, 71 (22+9+15+25): Gisela Vega (19), Marta Tudanca (16), Roselis Silva (16), Margaret Roundtree (6), Cecilia Liñeira (7) –cinco inicial-; Laura Velasco (-), Irati Etxarri (-), Miren Aldalur (7) y Laura Pardo (-).

Entrenadora: Madelén Urieta

Árbitros: Juan Gabriel Carpallo Miguélez y Jesús Marcos Gómez.

Fotos: José Devesa: