Embutidos Pajariel Bembibre sueña con certificar la permanencia con su afición frente a Quesos El Pastor (sábado, 18:15 horas)

Tras el parón de la Copa de la Reina en la que SPAR Girona se proclamó campeón posiblemente contra todo pronóstico, vuelve la Liga Femenina Endesa con la etapa decisiva del curso. Embutidos Pajariel Bembibre se mide este sábado (18:15 horas, @BaloncestoESP) a Quesos El Pastor con la ilusión y la posibilidad de certificar la permanencia por décima temporada consecutiva en la élite del básquet femenino nacional en un clásico regional en el que las cámaras de Twitter serán otro de los grandes atractivos.

Lo que hace apenas un par de meses se veía como casi imposible se ve como una opción más que real después de un mes de febrero en el que la racha de resultados fue casi perfecta. Pese a la derrota ante Kutxabank Araski, las tres victorias en las jornadas anteriores supusieron un gran empujón para un conjunto berciano que ha firmado grandes partidos durante una segunda mitad de liga regular en la que ha cosechado cinco de los siete triunfos que lucen en el casillero del equipo dirigido por Pepe Vázquez.

Sólo Cadí La Seu, un equipo que pelea por estar en el play-off, ha vencido en el Bembibre Arena en un tramo de campeonato muy marcado por la ausencia de público debido a las restricciones de la Junta de Castilla y León por la crisis sanitaria del COVID-19. Aunque con aforo restringido (350 personas), la vuelta de aficionados después de tres partidos con las gradas vacías es otro de los alicientes de un clásico del básquet regional que, una vez producida la derrota de Alter Enersun Al-Qázeres en la cancha del Durán Maquinaria Ensino, podría concluir con la celebración de la permanencia en caso de victoria berciana.

 “El gran último mes nos ha permitido llegar a este partido en esta situación”

El técnico del conjunto bembibrense, Pepe Vázquez, consciente de la trascendencia del duelo de rivalidad regional, recuerda que “independientemente del resultado que hubiera en Lugo, seguiríamos dependiendo de nosotras y teníamos que lograr la victoria. El gran último mes de competición nos ha permitido llegar a este partido en esta situación, con la posibilidad matemática de asegurar la salvación”, resalta el compostelano, que insiste en que “el foco, no obstante, está en ganar el partido. Debemos tener el máximo respeto al rival y hacer el mejor partido posible para poder tener el premio final”, rubrica.

Sueña, por tanto, con un final feliz para un partido en el que la vuelta de aficionados a la grada del Bembibre Arena puede ser una motivación extra. Pepe Vázquez reconoce, de hecho, que “la afición es y ha sido fundamental. Es muy importante que en este tramo final pueda acompañarnos”, recalca el santiagués, que añade que “queremos brindarle la salvación. Ojalá podamos certificarla con nuestra gente en nuestro pabellón y podamos celebrarla dentro de lo que nos permitan las medidas de seguridad sanitaria”, desea.

“Nuestro primer error sería pensar que tenemos el partido ganado”

No será fácil, pues, aunque la escuadra zamorana llega descendida matemáticamente, querrá dejar buen sabor de boca en los tres choques que le restan por disputar. La calidad del equipo dirigido por Fran García es indiscutible y así lo confirma su victoria en La Seu d’Urgell. Las lesiones, sin duda, han marcado la temporada para un equipo muy renovado respecto al que visitó en dos ocasiones en pretemporada el Bembibre Arena. Tras la llegada del que fuera técnico rojillo entre 2016 y 2018, más similar era el que se enfrentó en la primera vuelta en el Ángel Nieto con resultado positivo (68-78) para las del Bierzo Alto.

Presenta, no obstante, varias novedades, entre ellas, la de una Vanessa Gidden que, una vez recuperada, deberá aportar calidad y veteranía. La estadounidense Victoria Vivians, con pasado WNBA, es una amenaza junto a jugadoras como la norteamericana Abbie Wolf o Marta Montoliu. La exjugadora rojilla Alejandra Quirante no jugará por lesión, como tampoco lo harán Annamaria Prezelj, Amy Okonkwo y Marina Lizarazu, también lesionadas.

Pese a esos condicionantes, Pepe Vázquez opina que “nuestro primer error sería pensar que tenemos el partido ganado. Tenemos que tener máximo respeto por el club rival, la institución, sus jugadoras y su cuerpo técnico”, recalca el preparador gallego, que añade que “tenemos que dar el máximo. Lo que no sea así será una equivocación”, insiste el compostelano, que reconoce que el conjunto naranja “viene en situación difícil. Acabaremos mal si pensamos que será fácil”, reitera el adiestrador de Santiago de Compostela, que pide máxima concentración a sus pupilas: “Debemos estar centradas en nuestro trabajo para intentar parar sus puntos fuertes, sobre todo su juego interior y su línea exterior. Deberemos defender bien para evitar pasarlo mal”, certifica.

Tags:, , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.