Embutidos Pajariel Bembibre, con ganas de volver a competir ante Cadí La Seu (martes, 19:30 horas)

Ya casi se nos ha olvidado lo que es competir. Un caos aéreo provocado por un temporal y el aplazamiento del último partido ante Valencia Basket han adornado las más de dos semanas que lleva sin jugar un partido oficial un Embutidos Pajariel Bembibre que este martes vuelve a la Liga Femenina Endesa. Aunque sin público en las gradas, recibe desde las 19:30 horas de este martes en el Bembibre Arena a un Cadí La Seu que, pese a aplazar su último compromiso liguero, sí que disputó tres partidos en la EuroCup durante la última semana.

Quizá puede acusar la falta de ritmo competitivo el cuadro berciano, pero lo cierto es que la imagen mostrada en los últimos compromisos permite a Pepe Vázquez confiar en la buena respuesta de sus pupilas. En su pabellón ha sumado sus dos últimos triunfos, ante Lointek Gernika y Casademont Zaragoza, un Embutidos Pajariel Bembibre que tiene que seguir siendo fuerte como local para seguir peleando por la permanencia. Seis de los diez encuentros que le restan serán en el Bembibre Arena, esperemos que sea con hinchas en las gradas después del parón por la ventana FIBA de la próxima semana.

Al respecto, el míster del conjunto berciano, Pepe Vázquez, reconoce que “es una incógnita cómo llegará el equipo al partido y cómo va a reaccionar. Lo positivo es que hemos podido trabajar física y tácticamente durante muchos días, pero faltan partidos y saber cómo responderá el equipo después de dos semanas sin competir”, puntualizó el preparador de Santiago de Compostela, que espera una buena respuesta: “Creo, con todo el respeto que merece un gran equipo como Cadí La Seu, que dependerá más de nosotros. Si somos capaces de imprimir el ritmo competitivo que teníamos antes del parón, habiendo podido trabajar y entrenar, La Seu sufrirá”, opina el técnico gallego, consciente de que “si no somos capaces de salir como debemos, nos sacarán de la pista”.

Pepe Vázquez: “Debemos tratar de hacer un buen partido haya o no público”

El cuadro bembibrense debe, por tanto, mantener la misma imagen de los últimos partidos para seguir en la pelea por la salvación. Se ha acostumbrado a ello un equipo que ha recuperado la ilusión con el regreso de dos jugadoras, Julia Gladkova y Roselis Silva, que aportan mucha experiencia a un equipo joven y en el que Sara Rhine y Lashann Higgs, habituales entre las destacadas cada fin de semana, se confirman como revelaciones. Será importante también lo que puedan sumar nacionales como Anna Palma, que se verá las caras con muchas de las que fueron sus compañeras las dos últimas campañas.

Será, además, un duelo condicionado debido a que las restricciones de la Junta de Castilla y León impiden que haya público en las gradas. Será canalfeb.tv, por tanto, quien se encargue de llevar a las casas de los aficionados el encuentro. No será, sin embargo, una excusa, ya que Pepe Vázquez considera que “debemos saber que nos estarán viendo a través de internet. Merecen el mismo respeto estén aquí o a través de la pantalla”, precisa el adiestrador del cuadro rojillo, que admite que “para nosotros el público es muy importante. Las jugadoras echarán de menos su apoyo, pero debemos tratar de hacer un buen partido haya o no público”, precisa el compostelano, consciente de que “será importante el factor mental: saber salir con energía e intensidad”, explica el entrenador gallego, que insiste en que “los seguidores se merecen que nos esforcemos porque estarán alegres igualmente si ganamos, aunque no puedan venir al pabellón”.

El rival: Un equipo fuerte en el 1×1 y al contraataque

Enfrente estará uno de los clásicos de la máxima competición del baloncesto femenino español, un equipo, eso sí, que no atraviesa una buena dinámica de resultados en el campeonato doméstico y que cayó eliminado en la segunda competición continental pese a las dos victorias en la última burbuja de la EuroCup. Bernat Canut, pese a quedar fuera de la Copa de la Reina, mantiene al cuadro catalán en los primeros puestos de la clasificación y aspira a entrar en los playoffs con un plantel cuyo bloque nacional está ya muy consolidado tanto en la competición como en el equipo pirenaico.

Capitaneadas por Georgina Bahí, quizá sean Ariadna Pujol e Irati Etxarri las nacionales que más destacan junto a Laura Peña y una Yurena Díaz que no jugó en un partido de ida resuelto para las urgelitanas por 66-54. Tampoco jugaron entonces Gabby Ortiz ni la internacional belga Laure Resimont, sustitutas respectivamente de Danni Williams y Maria Jespersen. Quinn Dornstauder, exjugadora del cuadro berciano, y Serena-Lynn Geldof, que tuvo mucha importancia en el encuentro de la ida, son jugadoras muy determinantes en la pintura.

En su análisis del rival, Pepe Vázquez afirma que “Cadí La Seu es un equipo que juega muy alegre. Vive del uno contra uno y de anotar mucho en llegada y en contraataque”, analiza el estratega gallego, que añade que “juega muy físico y vistoso. Defiende bien”, argumenta el míster del conjunto berciano, que asegura que “debemos estar a su nivel físico y de intensidad. Es clave”, recalca el técnico compostelano, sabedor de que “también debemos evitar que anoten donde se sienten más cómodas, en cortes y a campo abierto. Debemos defender bien y llevar el partido a pocos puntos”, resume.

Fotos: Club Baloncesto Bembibre, Agustí Peña y Mila García.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.