Embutidos Pajariel Bembibre afronta una nueva final frente al IDK Euskotren (sábado, 18:00 horas)

No va más. Después de caer en las dos últimas jornadas ante Mann-Filter Casablanca y Ciudad de La Laguna Tenerife en dos encuentros en los que tuvo opciones de ganar hasta el último cuarto, el Embutidos Pajariel Bembibre afronta desde las 18:00 horas de este sábado en el José Antonio Gasca de San Sebastián una de las últimas finales para seguir luchando por la permanencia en la Liga Femenina Endesa. El rival, IDK Euskotren, marca actualmente la salvación con seis triunfos y busca asegurar virtualmente su plaza en la máxima categoría del baloncesto femenino español.

De hecho, el técnico del conjunto berciano, Pepe Vázquez, considera que “es un partido decisivo como lo fue en su día contra Nissan Al-Qázeres. Nos puede dar opciones de seguir luchando por la permanencia o dejarlo prácticamente imposible”, argumentó  el míster gallego, que añadió que “tenemos que ir con la ambición de seguir vivos y vivas, sabiendo que nos encontraremos un rival duro y que se juega mucho. Seguramente tendremos un ambiente en contra, así que esperemos que el resto de factores nos respeten”, enfatizó.

El escenario, no obstante, trae buenos recuerdos para el cuadro berciano, que tiene el precedente positivo de que allí inició la pasada campaña su mejor racha en la categoría -cinco triunfos en seis jornadas–, la cual le permitió asegurar la salvación con holgura y firmar una segunda mitad de campeonato a la altura de los mejores equipos de la competición. Soñar con repetir un triunfo que se ha producido en el Gasca en tres de las últimas cuatro visitas es soñar con seguir peleando por el respeto que el conjunto berciano se ha ganado en las pistas de todo el país.

Sobre el equipo: “Está compitiendo bien”

Un triunfo en la capital donostiarra es, por tanto, clave para seguir con opciones de permanencia cuando restan seis partidos para finalizar la fase regular del campeonato. El conjunto berciano, que afronta su tercer partido consecutivo lejos de su pabellón, buscará el primer triunfo a domicilio del presente curso después de haberlo acariciado en varias ocasiones. Para conseguirlo, sin duda, deberá mejorar algunos aspectos a pesar de que la imagen en los últimos partidos ha sido buena.

Pepe Vázquez, de hecho, opina que “el equipo está compitiendo a buen nivel. No está ganando”, lamentó el técnico de Santiago de Compostela, que reconoce que  “estamos en una situación compleja. No es fácil para el equipo jugar después de todos los contratiempos que hemos tenido en forma de lesiones, problemas burocráticos e incluso factores externos que han impedido que sumemos algunas victorias”, reiteró el adiestrador del cuadro rojillo, que opinó, asimismo, que “en Tenerife el equipo compitió bien. El resultado es engañoso”, resumió.

El rival: “Un equipo que es capaz de sacar victorias sorprendentes”

Enfrente estará un rival, el IDK Euskotren, cuya plantilla no se corresponde con el puesto que ocupa en la clasificación. Un equipo, de hecho, que se impuso en tres de las canchas más exigentes de la Liga Femenina Endesa: el Palau d’Esports de La Seu d’Urgell, Maloste y Fontajau. Asimismo, venció en el Bembibre Arena por 63-70, aunque afronta esta nueva cita ante la escuadra del Bierzo Alto después de encadenar cuatro derrotas consecutivas. Dos de ellas, eso sí, fueron por un punto, como se han resuelto muchos de los encuentros de las de Azu Muguruza.

Al respecto, el entrenador de la escuadra del Bierzo Alto afirmó que “por el plantel que tiene es raro que esté donde está. Un equipo que es capaz de sacar victorias sorprendentes y pierde donde menos lo espera”, recordó el adiestrador del equipo de la villa del Boeza, que añadió que “seguramente no esperaba estar en esta situación. Un muy buen equipo, con muy buenos nombres”, precisó Vázquez, que lamentó no poder contar con toda la plantilla: “Será difícil porque tendremos de nuevo las bajas de María Gascón e Ije Ajemba. Se notará ante un rival tan físico en el juego interior”, explicó el compostelano, que espera una buena reacción de sus pupilas: “Tenemos que ser solidarias y el equipo más competitivo posible. Así podremos ganar y, si es de ocho puntos, mejor”, apostilló.

La clave: “Imponer un ritmo alto a toda pista en ataque y defensa”

Sin duda, un equipo ante el que habrá que vigilar a cada jugadora. Cuenta en sus filas con una Erika de Souza de la que poco o nada podemos descubrir, una de las mejores reboteadoras de la Liga y la máxima taponadora. Es una referencia en el juego interior guipuzcoano junto a dos viejas conocidas del cuadro bembibrense como Toch Sarr y Ariel Edwards. La estadounidense Mehryn Kraker y Laura García quizá sean las jugadoras más peligrosas en el perímetro junto a la base francesa Joyce Cousseins Smith, incorporada mediada la primera vuelta.

En su análisis del rival, Vázquez opinó que “uno de sus puntos fuertes está en el juego interior. Nosotros, con las bajas y sabiendo que al principio ya sufríamos en la pintura, debemos ser un equipo solidario para que no nos hagan daño”, insistió el santiagués, que agregó que “no podemos jugar al ritmo que ellas quieren, tenemos que imponer un ritmo alto a toda pista en ataque y defensa. Esperemos poder explotar nuestras virtudes, acertando en el tiro exterior, penetrando y posteando con nuestros aleros”, deseó el técnico del cuadro bembibrense, que reconoció que “en el cinco contra cinco y a su ritmo es un equipo que, gracias a su talento, nos puede hacer mucho daño si logra jugar con balones interiores”.

Fotos: Club Baloncesto Bembibre, Mila, Toni Delgado y Luis García.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.