El coronavirus no frena la recuperación de María Gascón: “Están siendo días duros”

La crisis sanitaria por el COVID-19, en una sociedad global e interconectada como la actual, está afectando a todos. En general, el mundo del deporte se ha visto sacudido por su efecto devastador y, en particular, la Liga Femenina Endesa no ha sido ajena a las consecuencias de la pandemia. A falta de cuatro jornadas para la conclusión de la fase regular, la competición ha tenido que aplazarse sin fecha fijada para su celebración ni perspectivas cercanas de que se reanude.

Ante la incertidumbre sobre una decisión de la Federación Española de Baloncesto (FEB), gran parte de las jugadoras, más allá de haberse visto forzadas a parar, han decidido volver a sus casas. Muchas han rescindido sus contratos y otras se han ido con la condición de reincorporarse en caso de reiniciarse la competición. Es este último el caso del Embutidos Pajariel Bembibre, donde hay, además, un caso especial. María Gascón, que se lesionó en su rodilla en enero, ha visto cómo su proceso de recuperación ha tenido que variar su metodología.

Preocupada: “Mucha gente se está quedando sin recursos”

Desde Sabadell, su localidad natal, la alero catalana del conjunto berciano explica cómo actuó tras la declaración de estado de alarma: “Hablé con el fisioterapeuta para ver cómo podríamos seguir con la recuperación. En vez de ir cada día, iría cada dos o tres y haría en casa ejercicios mañana y tarde para seguir recuperando la movilidad y coger fuerza. Al ser el primer mes después de la operación, es fundamental el trabajo para recuperar lo mejor posible la rodilla”, resalta la barcelonesa, cuya rutina, según explica, “se está basando en levantarme sobre las nueve, estudiar o hacer prácticas de Derecho para la Universidad y hacer los ejercicios pautados para la rodilla. Además, aprovecho para ver alguna serie o película en familia”, puntualiza.

Desde su casa, cerca de Barcelona, Gascón asume que “la crisis se está viviendo un poco como en el resto del mundo. Con mucha preocupación por el coronavirus en sí, y también por los problemas que está ocasionando más allá del virus”, argumenta la alero catalana, que añade que “aquí hay mucha gente infectada, gente cercana, y están siendo días duros. Además, al tener que quedarse en casa, muchos negocios están dejando de generar ingresos y mucha gente se está quedando sin recursos”, lamenta la joven jugadora, que cree que “esto aún añade más desconcierto y preocupación a la que ya se tiene por la situación sanitaria”.

Sobre el estado de alarma: “Pensé que […] a día de hoy era inviable”

Esa incertidumbre, sin duda, se traslada a la competición deportiva, ya que aún no se sabe cómo acabará la Liga Femenina Endesa cuando hay cuatro encuentros pendientes. Gascón espera una solución: “Estoy viendo semana a semana los comunicados aplazando las jornadas. Pienso que lo mejor es que se haga un comunicado informando sobre qué se va a hacer definitivamente con la Liga para tranquilizar a los clubes, ya que la gran mayoría de jugadoras extranjeras se encuentran en sus respectivos países”, resume la catalana, que opina que “lo mejor sería dar por finalizada la temporada, tal y como han hecho otras ligas, ya que es muy difícil gestionar la vuelta de las jugadoras”.

Gascón, eso sí, desea que “se mantengan todos los equipos, ya que matemáticamente no había ningún descendido. Sea lo que sea lo que apruebe la FEB, merece el apoyo de todos, puesto que en una situación tan complicada es difícil gestionar cada decisión”, subraya la alero del cuadro berciano, con la mente puesta ya en el próximo curso: “Pienso en la próxima temporada. Al haberme lesionado a finales de enero, supe que la actual estaba acabada para mí”, admite la barcelonesa, consciente de que “toca trabajar para intentar llegar lo mejor posible”.

Sin duda, ha tenido de todo –y mucho negativo– la primera campaña en la Liga Femenina Endesa de Gascón, que en enero ya se despidió con pena: “Me resultó muy difícil despedirme del equipo y el cuerpo técnico porque al final habían sido mi segunda familia durante muchos meses. Pienso que todo pasa por algo, así que no queda más que seguir trabajando para volver”, puntualiza la exterior catalana, sorprendida por la repercusión, duración y trascendencia de la crisis y la consecuente prórroga del estado de alarma: “Nunca me hubiera imaginado esto. Recuerdo que en Derecho estudié lo que es el estado de alarma y pensé que no entraría en el examen porque a día de hoy era inviable. Mira ahora”, ironiza.

Tags:, , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.