‘Chiqui’ Barros: “Podemos competir con cualquiera, pero no quiero que nos equivoquemos”

El primer encuentro del Embutidos Pajariel Bembibre en su tercera temporada en Liga Femenina se saldó con un triunfo por 80-64 sobre Campus Promete. Después del partido, el técnico de la escuadra berciana, ‘Chiqui’ Barros, compareció ante los medios de comunicación. Antes lo hicieron dos de sus jugadoras, Berta Chumillas y Orla O’Reilly, además del entrenador del cuadro riojano, Luis Birigay.

En su rueda de prensa, el preparador local indicó que “fue un partido muy duro ante un rival muy complicado. Sabíamos que lo iba a ser”, comentó Barros, que admitió, no obstante, que “Argüello está convaleciente y sabíamos que Njonkou no iba a jugar. Pero tienen una plantilla muy larga, mientras que la nuestra es más corta”, puntualizó. “Estaba preocupado por la ausencia de Dita Liepkalne” añadió el ferrolano, que recordó que “siempre hemos salido de estas cosas –el año pasado jugamos sin Melissa Dennett ante Zaragoza en el primer encuentro, incidió-. Hay jugadoras que son importantes en un sistema, y Dita lo es. Sobre todo porque nos queda una ‘interior’ del año pasado, ya que Ariel y Matoso han trabajado mucho pero todavía se están adaptando”, aclaró.

‘CHIQUI’ BARROS: “LA SALIDA DE BERTA Y VERO FUE MUY IMPORTANTE”

chiqui1740

En su análisis del partido, reconoció el preparador gallego que “de salida el equipo estuvo muy nervioso. Con mucha responsabilidad”, concretó. “Nos paralizaba el juego, no defendíamos bien y por ello no atacábamos bien –los ataques eran con pocos pases, acotó-. En el primer cuarto jugamos blando”, afirmó el ferrolano, que resaltó “la importancia del banquillo. La salida de Berta y de Vero fue muy importante”. Destacó, asimismo, a “una jugadora que nos mantuvo hasta el descanso, Eli Vivas, que no anotó pero contribuyó a cambiar el partido. A veces las estadísticas no dicen lo que pasa en el campo”, enfatizó.

“En el segundo cuarto el equipo se metió y fue importante llegar con empate al descanso”, añadió el gallego, que opinó que “los dos siguientes cuartos fueron magníficos. La salida del tercer cuarto fue extraordinaria porque cambia todo: defendemos bien, jugamos más duro en ataque, bloqueamos mejor”, enumeró.

“AMBIENTE EXTRAORDINARIO EN EL BEMBIBRE ARENA”

Barros se congratuló, asimismo, por el triunfo, primero de la temporada, y consideró que la ventaja de dieciséis puntos “puede ser importante porque ya nos salvamos por ‘average’. Ambiente extraordinario en el Bembibre Arena, espectacular el público, un gran día”, agregó el ferrolano, que consideró que la victoria se produjo “ante un rival que va a ganar muchos partidos, y haciendo muy buen trabajo”.

GIRONA, EL PRÓXIMO RIVAL, CUENTA CON “UNO DE LOS MEJORES QUINTETOS”

Sobre la posibilidad de que “haya ganas” de vencer en Girona tras la racha de derrotas de su equipo ante el cuadro catalán, Barros opinó que también “hay otros equipos a los que tenemos ganas. Al final, las victorias cuentan igual. Ganar en Girona son palabras mayores, pero tenemos mucho que ganar y poco que perder. En el inicio de la temporada hay que ser sólidos en casa”, resaltó el ferrolano, seguro de que “si sacan victorias en casa, van a ganar fuera. El factor Bembibre Arena debe ser clave”, apostilló. “Ojalá hagamos un gran partido y lleguemos con opciones al final ante un equipo con uno de los mejores quintetos. Vamos a competir, con ganas de ganar. Tenemos unas horas para disfrutar la victoria, pero mañana ya entrenamos. Empezaremos a recuperar a la gente, a ver si Dita llega a ese partido” remachó.

Sobre el cambio de entrenador tras la llegada de Ramón Jordana, indicó el técnico del cuadro berciano que “juegan diferente, pero sabemos cómo juegan. Los equipos tienen que evolucionar, y nosotros hacemos cosas que no hacíamos”, apeló. “Son un equipo distinto, pero con la personalidad de Jordana (la base) y Carbó, y a partir de ahí, dos jugadoras como Ibekwe y Chambers, que pueden resolver un partido. Cuando un equipo tiene tanto talento es temible”, resumió.

“NUESTRO EQUIPO FUNCIONA COMO UN RELOJ”

“Hacemos muchos tiros de tres, pero es nuestra manera de jugar: equipo que abre el campo, genera espacios y confía en sus posibilidades. Es consecuencia de nuestro juego, pues vivimos muchas veces desde línea de tres”, explicó el preparador gallego, que consideró que “seleccionamos bien los tiros. Prácticamente todos los tiros estuvieron bien tirados”, insistió. “Nosotros hacemos eso para que sean una amenaza, para que Vero y ‘Monty’ puedan meter canastas importantes”, subrayó. Sobre la capitana, señaló que “incluso hubo una renuncia” en algún triple para, indicó, “darle continuidad en el juego. A lo mejor dentro de dos meses no renuncia”, aclaró.

Por último, confirmando su apuesta por la prudencia, Barros pidió mantener “la humildad. Nuestro equipo funciona como un reloj, y cuando falla una pieza, ya no somos tan buenos. Hablamos de una igualdad deportiva que no es económica. Podemos competir con cualquiera, pero no quiero que nos equivoquemos. Es bueno que se venda ilusión para la afición y las jugadoras, pero en el vestuario sabemos que tenemos que tener los pies en el suelo. Quiero ser entrenador en Bembibre muchos años, pero no quiero que deje de haber baloncesto de élite”, concluyó.

BERTA CHUMILLAS: “NOS MERECÍAMOS ESTA VICTORIA”

También pasaron por sala de prensa dos jugadoras del Embutidos Pajariel Bembibre como Berta Chumiilas, la más valorada, y Orla O’Reilly, la máxima anotadora. La castellonense se mostró “muy contenta” por su debut en Liga Femenina con el equipo berciano. “Ha salido muy bien, aunque nos ha costado arrancar por los nervios del inicio de liga. Nos merecíamos esta victoria”, certificó. “Ganar el primer partido siendo en casa es bueno para la afición y para nosotras, resumió.

“Hay que cambiar la mentalidad porque viene Girona, que es un equipo muy complicado”, añadió la base, que afirmó que es “un muy buen equipo que va a estar arriba. Tienen muy buen entrenador y buena plantilla. Tenemos que salir bien desde el inicio -lo de hoy no puede pasar, subrayó-. Siempre hay una primera vez, espero que sea ésta, señaló Chumillas sobre la mala racha de su equipo ante el cuadro gerundense.

Acerca del partido de este lunes, reseñó la de Burriana la importancia de la buena defensa y “cuando nos salen las cosas en ataque. El tercer cuarto ha sido impresionante”, resumió. “Tocaba empezar bien, la pretemporada ha sido muy dura y hay que ir adaptándose poco a poco. Me lo están poniendo muy fácil”, especificó la base, fichaje del cuadro bembibrense para esta nueva temporada.

bertaorla740

ORLA O’REILLY: “ESTE AÑO ME SIENTO MUCHO MEJOR”

Por su parte, Orla O’Reilly, que alcanzó los 17 tantos, admitió que “he empezado nerviosa, pero me he sentado, me he relajado, he pensado que el partido empezaba de cero y me he sentido más cómoda”.

Cuestionada acerca de su nuevo rol en el equipo, ahora que se la ve más integrada, la irlandesa apuntó que “la temporada pasada fue la primera aquí. Al principio me costó adaptarme al estilo de juego y los sistemas, pero con la confianza de ‘Chiqui’ y la buena relación con el resto del equipo, este año me siento mucho mejor. En este segundo año muchas repiten, y los sistemas y los conceptos se mantienen. Esto hace que sea todo más fluido”, finalizó.

LUIS BIRIGAY: “ESTAMOS MUY CONTENTOS DE ESTAR AQUÍ”

birigay740

El primero en pasar por la sala de prensa del Bembibre Arena fue el técnico del Campus Promete, Luis Birigay, feliz por el debut de su equipo en la máxima categoría. “Es nuestro primer partido en Liga Femenina. Estamos muy contentos de estar aquí, de venir a plazas como ésta a competir. Estamos satisfechos”, resumió. “Nuestro objetivo era competir los cuarenta minutos y, aunque al principio parecía que lo íbamos a conseguir, han tenido una racha de acierto que les ha dado mucha confianza y de ahí la diferencia del final”, analizó.

Cuestionado sobre un posible bajón físico de sus jugadoras, el preparador visitante opinó que “es un tema mental. Cuando ves al equipo contrario con sus jugadoras tan seguras de sí mismas –sobre todo con ese acierto escandaloso, incidió-, eso machaca a las jugadoras cuando están haciendo un esfuerzo. Cuando defendimos mal, nos han metido. Pero también en buenas defensas. Eso acaba haciendo daño”, insistió.

Acerca del rival de este lunes, Birigay señaló que “el nivel de juego es el que esperábamos. Ellas vienen de una dinámica positiva, pues acabaron bien la temporada y han hecho una buena pretemporada. Es un equipo rodado, que se conoce de memoria. No se han descompuesto cuando teníamos el partido controlado. No tienen dudas, saben a lo que juegan y el año pasado jugaron muy bien”, apuntó el riojano, que reconoció que “LaNedra Brown será un referente. Somos un equipo previsible en ataque, pero tenemos capacidad para anotar con otras jugadoras”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *