‘Chiqui’ Barros: “No somos lo que algunos analistas creen que somos”

El Embutidos Pajariel Bembibre sufrió este miércoles su primera derrota como local de la temporada ante Cadí La Seu por 55-56. Al final del encuentro, comparecieron en sala de prensa el técnico del conjunto catalán, Miguel Ángel  Ortega, la jugadora del Embutidos Pajariel Bembibre Rosó Buch, así como el técnico del conjunto del Bierzo Alto, ‘Chiqui’ Barros. Todos ofrecieron su visión de un encuentro  resuelto en los últimos segundos, coincidiendo en la idea de que “pudo ganar cualquiera”.

Al inicio de de su intervención, ‘Chiqui’ Barros analizó el encuentro y señaló que “pudo haber ganado cualquiera. Pero el resultado final es consecuencia de lo que pasó en el campo la mayor parte del tiempo. No hay demasiado que objetar”, remachó. “Pudimos ganar, pero prefiero hacerlo cuando hacemos las cosas bien, no cuando no las hacemos bien. Pero en deporte de competición lo importante es ganar. Salió cruz porque estaba escrito el partido para que saliera cruz”, comentó.

Asimismo, el ferrolano lamentó que su equipo no pudiera adaptarse al ritmo del partido. “Sabíamos cómo iba a ser, respondió al guión que sabíamos que iba a ser –no lo ocultamos, lo dijimos, incidió-. Lo teníamos preparado, pero en ningún momento jugamos como teníamos que hacerlo. El equipo estuvo muy desdibujado en un partido sin ritmo, donde factores externos pudieron habernos influido para que no nos metiésemos en él. Lo de la mesa de anotadores es juzgado de guardia”,  comentó el ferrolano, que opinó que las dos personas que la manejaban “estaban de vacaciones. Empezando por el hecho de que se perdieron, llegaron a 20 minutos del comienzo del partido. Después quieren cobrar”, espetó.

SIN EXCUSAS POR LA DERROTA: “DEBERÍAMOS HABER ESTADO MEJOR”

CHIQUI(1)740

En su análisis del encuentro, Barros consideró que “en momentos decisivos tomamos decisiones equivocadas. Aunque  también hubo alguna decisión estricta –como la técnica a Eli Vivas y la última persona, especificó-“, añadió el preparador gallego, que optó por no poner excusas.”Me estaría fallando a mí mismo, porque deberíamos haber estado mejor”.

‘Chiqui’ Barros, de hecho, asumió la derrota: “No merecimos ganar, aunque tuvimos minutos en que sí  pudimos competir. Teníamos miedo, había gente que no quería atacar, que daba señales de que prefería no estar en el campo. Podríamos haber ganado, sí, pero fui mucho más injusto lo de Girona, donde hicimos todos los méritos para haber ganado.  Hoy no merecimos ganar. Toca levantarse y saber lo dura que va a ser la permanencia”, resumió.

Opinó el técnico de la escuadra bembibrense que esta derrota “sirve para que el equipo se dé cuenta de lo que es, que no somos lo que algunos analistas creen que somos. Somos un equipo que tiene que trabajar mucho, un equipo humilde que tiene una jugadora, Dita, imposibilitada para jugar. Está jugando sin entrenar, pero nos hace falta”, explicó. “‘Monty’ está sufriendo”, agregó el entrenador de la escuadra berciana, que consideró que esas situaciones “las pagas” porque son dos jugadoras importantes. “No podemos entrenar y ésa es mi preocupación”, insistió el gallego.

“Ya dije que sería un partido muy físico, muy duro, que nos presionarían durante los 40 minutos”, comentó el ferrolano, que apuntó que “hay cosas que aprender: Laura Gil es una gran defensora, pero si se aplica el reglamento, a los diez minutos estaría fuera. Hay una serie de contactos que a otras pívots se les pita y a ella no”, indicó.

A CÁCERES “IREMOS A COMPETIR”

Una vez asumida la derrota, al conjunto de Bierzo Alto le toca cambiar el chip y tener ganas de competir “No sé lo que pasará en Cáceres, no podemos entrenar. Iremos allí a competir y a tratar de levantarse, porque después viene Ferrol y vamos a Salamanca y Canarias. Si hay que apretar los dientes, se hará, pero vamos a cumplir el objetivo”, subrayó.

De cara al partido del viernes en la ciudad extremeño, se refirió al conjunto dirigido por Jacinto Carbajal como “un gran bloque en un campo que tira mucho. Han jugado sus bazas”, reprochó el gallego, que se quejó por disponer de menos de 48 horas para preparar el próximo compromiso liguero. “Es una jugada sucia,” resumió

ROSÓ BUCH: “HAY QUE CONFIAR EN EL EQUIPO”

ROSÓ740

En su comparecencia, Rosó Buch lamentó la derrota sufrida este miércoles, aunque prefirió  mirar el futuro con optimismo para intentar ganar el próximo partido en Cáceres. “Hemos perdido y tenemos que pensar ya en el viernes”, comentó. “Hay muchas cosas que mejorar, cosas que no hemos hecho bien”, explicó la catalana, triste porque, señaló, “hemos fallado ante nuestra afición, en un partido entre semana, coincidiendo con la ‘Champions League’, y con la gente animando”.

“Ahora tenemos que demostrar que somos un señor equipo e ir a Cáceres a ganar y seguir trabajando”, añadió la escolta catalana, que indicó que “hemos intentado dar lo mejor de nosotras y el árbitro ha señalado cosas que creíamos injustas.  Pero hemos jugado mal, hemos ido detrás todo el partido y quejarse es un poco injusto. Sería de equipo pequeño”, apostilló. “No han salido las cosas, hay que mirar al frente porque esto es baloncesto. A veces se gana, a veces se pierde, y aunque es una situación complicada –pensábamos que podíamos ganar, incidió-, hay que seguir”, concretó.

Acerca del partido de este miércoles ante Cadí, apuntó la de Mataró que “hemos sido capaces de ponernos por delante, trabajando en equipo para llegar a esta situación. Pero hemos estado mal, hemos ido detrás todo partido y no pudo ser”, certificó. “No salimos tensas, nos hemos ‘comido’ la presión y hemos perdido muchos balones”, analizó la catalana, consciente de que “son cosas que hay que mejorar. Pero hay que confiar en el equipo, pues tenemos ganas de demostrar que esto es un fallo y jugar bien el viernes”.

Por último Buch recordó su etapa en Cáceres, ciudad en la que jugó antes de llegar a Bembibre. Allí, comentó, “tuve la oportunidad de jugar mi primera fase de ascenso. Fui feliz, coincidí con grandes compañeras y viví un gran año. Ahora tengo ganas de vencer. Si puede ser de 30, pues que sea”, concluyó

MIGUEL ÁNGEL ORTEGA: “ELLAS PUDIERON HABER GANADO”

ORTEGA740

El primero en aparecer ante la prensa fue el técnico del Cadí La Seu, Miguel Ángel Ortega, que consideró que “la competición puede ser muy igualada, en la que cualquiera puede ganar y cualquiera puede perder. Todos los partidos se resuelven con incertidumbre, salvo los de Avenida. Entiendo que la igualdad va a ser la nota dominante de cada jornada, haciendo que en la liga acertar la quiniela va  ser difícil”, concretó

Acerca de su equipo, reconoció el técnico catalán que “nos falta un poco de experiencia para saber lo que hay que hacer en cada momento. Pero hay mucho entusiasmo, muchas ganas de defender”, puntualizó. “La gente transmite mucha intensidad y espero que con eso nos dé para ir sacando los partidos”, certificó.

Acerca del rival de este miércoles, indicó Ortega que “Bembibre es un equipo que juega muy bien al baloncesto, que está muy bien diseñado tácticamente. El trabajo que hace ‘Chiqui’ es excelente, tanto en defensa como en ataque”, resumió. “Hoy, con nuestra defensa, por intensidad, hemos ganado, pero ellas también pudieron haber ganado –tienen jugadoras como Berta o Anna con mucha experiencia, especificó-. Estoy contento porque, dentro de la igualdad, Bembibre, por su trayectoria en los últimos tiempos y sus jugadoras, va a ser difícil de ganar”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *