‘Chiqui’ Barros: “Ha sido una victoria muy merecida en una semana muy complicada”

A la conclusión del encuentro entre Embutidos Pajariel Bembibre y Campus Promete, resuelto a favor del cuadro berciano por 67-65, comparecieron los técnicos de ambos conjuntos, ‘Chiqui’ Barros por el berciano y Andreu Bou por el logroñés, así como la jugadora local Eli Vivas. Por la parte bembibrense, felicidad por un triunfo “muy merecido” en un partido tan igualado y que rompió una mala racha de resultados tras cuatro derrotas consecutivas. Por el lado riojano, el técnico catalán, pese a extraer “cosas positivas”, tuvo alguna queja con la actuación arbitral y lamentó alguna decisión de sus jugadoras.

El último en comparecer ante los medios en el Bembibre Arena fue ‘Chiqui’ Barros, contento por un resultado que mantiene a su equipo cerca de los puestos de cabeza. “Fue un partido muy igualado, en el que siempre tuvimos el mando excepto en un momento delicado del último cuarto. Reaccionamos bien”, enfatizó el preparador gallego, que opinó que “la victoria fue justa ante un equipo duro y complicado, muy físico y con una rotación muy amplia. Nos cuesta mucho por cómo juega, por lo físicas que son sobre todo sus exteriores”, analizó el ferrolano.

“Ha sido una victoria muy merecida en una semana muy importante y complicada por la lesión de Orla O’Reilly y la incorporación de la nueva norteamericana, Shanece McKinney, con todo lo que conlleva”, agregó el preparador de la escuadra del Bierzo Alto, que resaltó el valor de este triunfo por las condiciones en que su equipo afrontó la importante cita de este sábado ante Campus Promete: “Con la lesión y teniendo que introducir a una jugadora que iba a ser y va a ser esencial para nosotros”.

“Un triunfo muy difícil, se me antoja que muy importante”, resumió Barros, feliz por conseguir romper la racha de cuatro derrotas consecutivas, aunque consciente de la dificultad que le planteó en las últimas jornadas un calendario que llevó a su equipo a enfrentarse a equipos como Mann-Filter Zaragoza, Perfumerías Avenida, Cadí La Seu y CREF ¡Hola!, este último al que tuvo muchas opciones de ganar. “Esas derrotas sirven para saber quiénes somos y de dónde venimos. No es fácil ganar después de varias derrotas seguidas”, remachó.

Acerca del estado de ánimo de Orla O’Reilly tras su lesión, dijo que, dentro de lo posible, “es positiva. Está fastidiada porque le gustaría estar jugando y ayudando”, afirmó el técnico del Embutidos Pajariel Bembibre, que lamentó su baja porque, indicó, “pierdo a una jugadora especial, que para mí es clave en muchos aspectos del juego. Es uno de mis principales apoyos”, apostilló el ferrolano, seguro de que “volverá y volverá bien. Que se recupere, ojalá que podamos contar con ella antes de que acabe la temporada”, deseó.

El técnico de la escuadra berciana, eso sí, evitó hablar, como hiciera el técnico rival, de las decisiones arbitrales, aunque sí recordó que se señaló una falta antideportiva a su jugadora Jovana Vukoje que, como reconoció el propio entrenador del conjunto del Bierzo Alto, “con el reglamento en la mano hay que pitar esa falta”. No obstante, consideró que “los reglamentos están para interpretarlos. La victoria es justa, el arbitraje no nos regaló nada”, sentenció un Barros para quien la pareja arbitral tuvo una actuación acertada en la cita de este sábado. “Me siento a gusto con estos árbitros”, rubricó.

Una vez conseguida esta victoria, Barros prefiere descansar unas horas y “a partir del lunes, a pensar en Zamora. No cambia nada, sólo que tenemos ocho victorias, que con Campus Promete tenemos una ventaja de tres encuentros y el ‘basket-average’”, especificó el ferrolano, sabedor de que “estamos en el grupo de privilegiados, pero nos cuesta mucho ganar. Somos un equipo que tiene que trabajar mucho para ganar y tenemos que seguir trabajando”, explicó el preparador gallego, optimista de cara a lo que viene en las próximas jornadas después de la visita a Zamora del próximo sábado. “Tenemos un mes de enero importante después de la salida a La Seu y podemos dejar cimentada la permanencia. Tenemos que seguir viviendo con una plantilla corta porque es lo mejor que podemos tener, ser positivos y estar muy contentos del ambiente y del trabajo de hoy”, concluyó.

ELI VIVAS: “TODO EL MUNDO TIENE QUE DAR UN PASO AL FRENTE”

eliAntes, la jugadora del Embutidos Pajariel Bembibre Eli Vivas pasó por la sala de prensa del Bembibre Arena, donde hizo su valoración de un encuentro que, aseguró, “sabíamos que iba a ser complicado, como todos contra Campus Promete, porque sabíamos que teníamos que trabajar desde el principio. Veníamos de una racha negativa, con cuatro derrotas seguidas, y era importante ganar hoy”, enfatizó la segunda capitana del equipo rojillo, que también fue cuestionada acerca de la actuación arbitral. Consciente de que lo que en unas ocasiones te perjudica, en otras te favorece, se limitó a decir que “han pitado bien, han dejado jugar”.

Sobre la debutante Shanece McKinney, declaró que “llegó este lunes y lo hizo con ganas de trabajar, que es lo que queríamos. Nos ayuda”, subrayó Vivas, que dijo estar “contenta” por  su nueva compañera. “Se está integrando, cada vez irá a mejor y entrando en la dinámica del equipo. Lleva una semana”, insistió la alero rojilla, que lamentó la baja de Orla O’Reilly, a quien tanto ella como sus compañeras quisieron mostrar su apoyo con una camiseta en la que se podía leer: “¡Ánimo, Orly!”. Sobre la ausencia de la irlandesa, consideró que “es una baja sensible e importante, como todas. Sabemos lo que es, lo que nos aporta, pero ahora todo el mundo tiene que dar un paso al frente e intentar suplirla de la mejor manera posible. Somos una plantilla corta”, reconoció la tinerfeña, que destacó, no obstante, el buen trabajo de las hermanas Manivesa, Blanca y Marta, y de Alba González. “Gracias a ellas hacemos 5×5”, puntualizó.

andreu

ANDREU BOU: “ME QUEDO CON MUCHAS COSAS POSITIVAS”

Antes de los integrantes del equipo berciano compareció el entrenador del Campus Promete, Andreu Bou, que tras felicitar por su victoria a la escuadra rojilla, recordó que su equipo venía de vencer en la prórroga a Star Center-Uni Ferrol “en un partido que pudo ganar cualquiera de los dos equipos. Es el ejemplo de lo que es la Liga Femenina”, concretó el preparador catalán, consciente de la igualdad de una competición en la que en la próxima jornada se medirá al vigente campeón, SPAR Citylift Girona. “Hay que levantar la cabeza y estar preparados”, apuntó.

“Soy exigente y autocrítico, me quedo con muchas cosas positivas, pero también con puntos que tenemos que mejorar”, dijo el preparador del cuadro riojano, que lamentó que “en ciertos momentos hemos concedido canastas fáciles”. No obstante, se mostró orgulloso por la buena reacción de sus pupilas. “Pudieron romper el encuentro con el 47-40, hemos recuperado y hemos tenido opciones”, analizó Bou, que tuvo una doble lectura del final del encuentro. Por un lado, lamentó que “no hemos forzado lo suficiente para buscar balones interiores o ventajas para lograr canastas fáciles y forzar uno contra uno”. Por otro, señaló que “les he comentado a los árbitros que no me ha gustado el arbitraje”. Y aunque quiso matizar sus declaraciones diciendo que los considera “buenos árbitros”, se quejó de los “contactos en mitad de campo y la acción final, que creo -comentó- que es falta”. Asimismo, reprochó la diferencia de faltas sancionadas (10-19).

Finalmente, asumió la derrota, pues, indicó, “cuando hubo más igualdad, Bembibre jugó más pausado”, algo que, según Bou, favorece a la escuadra dirigida por ‘Chiqui’ Barros. “Nos hemos equivocado en la gestión de varios ataques”, aclaró el preparador catalán, que también reconoció el papel fundamental que desempeñaron la debutante Shanece McKinney, “letal” en el inicio del partido, y Jovana Vukoje, importante en momentos que resultarían determinantes en el devenir del choque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *