‘Chiqui’ Barros: “Es difícil jugar mejor”

A la conclusión del encuentro entre Embutidos Pajariel Bembibre y Gernika Bizkaia, resuelto por 63-56 para el conjunto berciano, el técnico del equipo rojillo, ‘Chiqui’ Barros, dos de sus pupilas, Rosó Buch y Orla O’Reilly, y el entrenador de la escuadra vasca, Mario López, comparecieron en la sala de prensa del Bembibre Arena. Todos coincidieron en la justicia del triunfo local, cimentado en una primera mitad soberbia por parte de las bembibrenses.

El preparador local, ‘Chiqui’ Barros, se mostró exultante por conseguir “una victoria de calidad que nos mete en la zona de los buenos. Un día para estar felices, porque son ocho victorias en doce partidos, después de un calendario dificilísimo”, recordó. “Ante un equipo que fue llamado la revelación, pero ahí está Bembibre, cuarto, y haciendo la mejor temporada de su historia”, apostilló el ferrolano, feliz por haber certificado casi la permanencia en la máxima categoría del baloncesto femenino nacional por cuarta temporada consecutiva. “Quizá quede una victoria más”, aclaró.

Sobre el desarrollo del encuentro, apuntó Barros, “los primeros veinte minutos son para guardar; es difícil jugar mejor de lo que lo ha hecho este equipo en todas las facetas del juego. De lo mejor que se ha visto”, remachó. “En el último cuarto anotan algo más”, agregó el entrenador del equipo bembibrense, que subrayó “el nivel del equipo que teníamos frente a nosotros. Lo importante es no perder la compostura –tenemos un ejemplo la semana pasada, recordó-. La diferencia es pequeña, pero es suficiente”, resumió.

chiqui2

“MIS JUGADORAS SON COMO ROCAS, UNAS CAMPEONAS; NUNCA SE QUEJAN”

“Haremos balance al final de la primera vuelta y otro allá por marzo”, añadió Barros, que destacó la actitud de sus jugadoras. “Son como rocas, unas campeonas; nunca se quejan”, enfatizó el ferrolano al recordar los problemas físicos que han sufrido varias de ellas. “Hemos creado una línea de trabajo y no nos quejamos aunque jugamos sin nuestra norteamericana –la rotación cambia por completo, especificó-. Ariel es una jugadora importante para nosotros”, concretó.

Destacó el gran partido de Orla O’Reilly, sobre todo “por las que metió y por cómo defendió”. Alabó su actitud para mejorar y alcanzar su nivel actual. “Para ser buena, hay que serlo corriendo, tirando, pasando, defendiendo, ayudando al rebote,… Y ella tiene el talento”, puntualizó. Ensalzó, asimismo, el trabajo de Dita Liepkalne con la estrella visitante, Bernice Mosby, y de ‘Monty’ y Verónica Matoso con Britany Miller, y del resto del equipo.

Respecto a la buena marcha de su equipo, tras los tres triunfos consecutivos, Barros se mostró “orgulloso de darle una identidad. Queda mucho por construir y trabajar, y vendrán tiempos difíciles”, matizó. “En ese momento, espero que los que nos dan abrazos nos los den cuando perdamos tres seguidos. Que nadie se olvide de lo que se somos: el pueblo más pequeño, el equipo más humilde, que no hace cambios,…”, sugirió.

Acerca del próximo partido, ante Conquero, el gallego dio como favorito a su rival, pero defendió la capacidad competitiva de  su equipo. “Conquero siempre tuvo grandes equipos –el de este año es espectacular, precisó-, pero reivindiquemos a Bembibre, que el primer año se salvó deportivamente y el pasado fue semifinalista. Será difícil, pero es una pista que trae buenos recuerdos –allí se ascendió a Liga Femenina-. El año pasado dimos una exhibición. Son muy fuertes, pero no tenemos miedo. Vamos con ocho triunfos; tenemos mucho que ganar y poco que perder”, concluyó.

rosóyorla

ORLA O’REILLY: “TODAS HEMOS HECHO NUESTRO TRABAJO”

También compareció ante los medios de comunicación la estrella local en este encuentro, Orla O’Reilly, “muy feliz” por el trabajo de su equipo. “Hemos  jugado muy bien y hemos tenido tiros fáciles”, explicó la irlandesa. “A veces pasan estas cosas, pero al final todas hemos hecho nuestro trabajo y hemos aportado y hemos anotado todas. Hemos hecho gran juego de equipo”, señaló la alero del equipo bembibrense al ser cuestionada sobre su brillante actuación individual.

O’Reilly puso especial énfasis en la brillante actuación de las ‘interiores’ rojillas. “La diferencia entre nuestras pívots y las suyas es que mis compañeras saben manejar mejor el balón –como algún contraataque con Dita, especificó-. Hemos presionado a su base y ha tenido problemas, a partir de lo cual he podido correr y hemos podido pasar”, concluyó.

ROSÓ BUCH: “ESPERAMOS LLEGAR A NAVIDAD CON LA NOVENA VICTORIA”

Por su parte, una Rosó Buch más disciplinada y entregada en labores defensivas también dijo estar “feliz por la octava victoria. Esperamos llegar a la Navidad con la novena para afianzarnos en la cuarta posición. Sería una gran noticia para todos, para empezar la segunda vuelta con ilusión y para seguir creciendo. La tercera seguida es importante, pero lo fundamental es ir a más”, finalizó.

mario

MARIO LÓPEZ: “OJALÁ PODAMOS ESTAR CON BEMBIBRE, PERO NO ES NUESTRO OBJETIVO”

Por su parte el entrenador de Gernika, Mario López, lamentó el mal inicio de su equipo, que lastró su juego. “Hemos salido mal al partido, salvo los minutos iniciales, en los que el tanteo era corto. Después han estado muy acertadas, nosotras mal en defensa, hemos permitido canastas fáciles y hemos tenido muchas pérdidas en ataque. Tras el descanso, otro parcial en contra, y lo hemos visto perdido. A partir de entonces, hemos estado más intensas y agresivas –como deberíamos haber estado al principio, aclaró- para rebajar la diferencia”, analizó. Sobre su rival, señaló el entrenador del cuadro gernikarra, “juega bien al baloncesto, con buenas lecturas,  con un baloncesto muy fluido”.

Pese a la derrota, que deja a su equipo sexto, a dos triunfos del berciano, López defendió que su prioridad es la permanencia. “Ojalá podamos estar con Bembibre, pero no es nuestro objetivo”, indicó. “Fue más por sensaciones, porque estábamos haciendo el peor partido fuera de casa y queríamos acabar con buenas sensaciones para hacer buen trabajo esta semana y hacer buen partido contra Mann-Filter”, afirmó al ser cuestionado sobre el último arreón de sus chicas, mostrándose ilusionado de cara a los próximo encuentros: “Estamos contentos con las seis victorias, pero no nos podemos dormir. Los últimos partidos fuera de casa no son buenos. Queremos la séptima para estar tranquilas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *