Carolina Arfinengo suma ilusión y trabajo al proyecto del Embutidos Pajariel Bembibre

La madrileña Carolina Arfinengo formará parte del décimo proyecto del Embutidos Pajariel Bembibre en la Liga Femenina Endesa. La ala-pívot de 22 años y 181 centímetros de altura firma por una campaña en el conjunto berciano después de militar el pasado curso en el Nou Bàsquet Paterna Proyecto Lázarus de Liga Femenina 2, categoría en la que debutó con apenas 16 años en las filas de Rivas Promete. Además, jugó durante tres temporadas, desde 2017 hasta 2020, en la Liga Universitaria de Estados Unidos (NCAA). Internacional en la categoría U18 de la disciplina 3×3, participó en 2017 en la Europe Cup 3×3 celebrada en Hungría y en la fase de clasificación disputada en Letonia. En categorías inferiores fue campeona de Madrid siendo una de las jugadoras más destacadas.

Tras iniciar su carrera deportiva a nivel formativo en el conjunto madrileño de la localidad de Rivas-Vaciamadrid, Arfinengo pasó a enrolarse en la Universidad de Monmouth, donde permaneció dos cursos. Tras su paso por las Hawks, decidió buscar más protagonismo convirtiéndose en una Wildcat en el Instituto Tecnológico de Nueva York, donde disputó 29 encuentros en la NCAA II durante la temporada 2019-2020 y pasó a formar del Cuadro de Honor de la institución.

La pasada campaña, aunque apenas pudo disputar 19 partidos por una lesión que le impidió acabar la temporada, sí que desempeñó un papel importante en el equipo de Paterna, donde registró una media de más de 17 minutos por encuentro y coincidió con la exjugadora del Embutidos Pajariel Bembibre Itziar Germán y la nueva jugadora de Movistar Estudiantes Nadia Fingall. A las órdenes de Roberto Hernández, ayudante en la selección femenina absoluta, promedió más de 5 puntos y más de 4 rebotes por partido. Tuvo, además, buenos porcentajes en tiros de campo, tanto en lanzamientos de 2 como de 3.

Pepe Vázquez destaca que es “es una jugadora polivalente”

Su nuevo entrenador, Pepe Vázquez, la describe como “una jugadora joven y con ambición. Tiene bastantes experiencias a sus espaldas”, agrega el preparador de Santiago de Compostela, que recuerda que “en su etapa de formación ya fue una jugadora destacada. La pasada campaña lo hizo bien hasta que sufrió la lesión”, analiza el míster del cuadro bembibrense, que añade que “es una jugadora polivalente que puede jugar de 3 y de 4. Sumará trabajo en el día a día, intensidad defensiva, esfuerzo y ganas de mejorar”, precisa el míster gallego, que cree que “contagiará y será ejemplo. Su ética de trabajo ayudará a aumentar el nivel”, apostilla.

Por su parte, Arfinengo se define también como “una jugadora física e intensa tanto en ataque como en defensa. Ayudaré al equipo, sobre todo en defensa y en el rebote”, especifica la ala-pívot del conjunto de la villa del Boeza, contenta tras las primeras conversaciones con el cuerpo técnico: “Me gusta mucho que apuesten por el trabajo en defensa. Me transmitieron mucha ilusión y ganas de trabajar y mejorar, que es lo que yo estaba buscando”, confiesa la jugadora madrileña, que recuerda que “ésta será mi primera temporada en Liga Femenina Endesa. Espero, sobre todo, aprender, mejorar y madurar para adaptarme a la nueva liga y aprender a competir en ella”, destaca una Carolina que anuncia que “la meta es poder ayudar al equipo en todo lo que pueda”.

Carolina Arfinengo: “Somos un equipo joven al que se viene a trabajar”

De cara a este nuevo desafío en la capital del Bierzo Alto, la nueva jugadora del cuadro bembibrense reconoce que “tengo muchas ganas de empezar a trabajar para poder empezar a crear esa atmósfera de equipo que será primordial para conseguir los objetivos. Cuando hablé con mis compañeras tuve la certeza de haber escogido bien”, enfatiza la madrileña, consciente de que “somos un equipo joven al que se viene a trabajar y darlo todo, sobre todo en defensa. Pepe [Vázquez] me transmitió tranquilidad a la hora de emprender esta nueva aventura”, recuerda la exjugadora de Paterna, ilusionada porque “Bembibre será mi hogar la temporada que viene. Estoy deseando jugar en el Bembibre Arena y poder conocer a su afición”, rubrica.

Por su parte, Pepe Vázquez considera que la jugadora “tiene ambición de probarse en la máxima categoría y hacerse un nombre. Cumple los requisitos de las jugadoras que buscamos”, precisa el adiestrador de la escuadra rojilla, que cree que “será una jugadora que tratará de aprovechar sus oportunidades.  Es normal que tenga ilusión por llegar a una de las mejores ligas de Europa y es importante esa dosis de motivación”, subraya el preparador santiagués, satisfecho por su buena predisposición: “Esperamos que ponga todo su trabajo para que sea un buen año en lo personal y lo colectivo”.